En el mes de junio pasado se marcó un nuevo récord en la diferencia que se origina en la cadena de los alimentos en España entre los precios que se pagan en origen y los que se pueden encontrar en las góndolas de las tiendas alimenticias.

Esta cifra se multiplicó una media de 6,28, y los entendidos esta vez explican el fenómeno por la caída del valor de los alimentos en el campo por las consecuencias del efecto de la “crisis del pepino”.

Estos datos fueron anunciados oficialmente en un extenso comunicado por la organización de consumidores Ceaccu.

El conocido como IPOD, o sea el Índice de Precios Origen-Destino, que mes a mes es elaborado conjuntamente por las asociaciones Ceaccu y UCE en conjunto con la organización agraria COAG tuvo una subida de 5,75 puntos, lo que lo transforma en el dato más alto desde que este índice apareció en escena en el mes de mayo del 2.008.

Todas estas organizaciones le echan la culpa de la subida de este índice a la caída de los precios que sufrieron los alimentos en origen, o sea en el campo, por la alarma que se desató en Alemania hace algunas semanas acerca de la salubridad de los pepinos que provenían de España, algo que posteriormente se confirmó como un hecho injustificado pero que igualmente hizo mella una vez más en un sector de la maltrecha economía española.

De acuerdo al estudio que llevaron adelante estas organizaciones, el precio de los productos de origen agropecuario se sextuplicó desde su valor inicial en origen hasta llegar al momento de la venta al público. De la misma manera, el precio de los productos ganaderos se multiplicó por tres, triplicando así obviamente su valor.

El secretario general de COAG, Miguel López, aseguró en declaraciones a los medios en forma textual que “Una vez más, la crisis la hemos pagado los eslabones más débiles de la cadena; agricultores, con pérdidas millonarias, y los consumidores, que no se han podido beneficiar de los bajos precios en el campo”, afirmando indirectamente de esta forma que nuevamente los más beneficiados de situaciones como éstas han sido los intermediarios a través de los cuales llegan los productos desde el campo hasta los puntos de venta.

En un breve repaso, se puede ver que las hortalizas que registraron mayores diferencias de precios entre el campo y las tiendas fueron el pepino (2.350% de aumento), las cebollas (1.030%) y la patata (943%).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies