La calificación de Bankia a dos pasos del bono basura

Los analistas técnicos de Moody’s, una de las tres agencias de calificación crediticia más importantes, se mostraron muy activos en los últimos días.

No solamente provocaron un nuevo descalabro en los mercados con la calificación de Portugal sino que también tuvieron un protagonismo destacado en el proceso de salida a Bolsa de Bankia.

Es la primera vez que la agencia de calificación pone una nota a la entidad controlada por Caja Madrid y Bancaja, y es nota no resultó precisamente alentadora, ya que le otorgó un Baa2, lo que describe una calidad crediticia aceptable y un riesgo de crédito moderado, pero todo esto con una perspectiva a futuro más que negativa.

Moody’s también procedió a calificar a la matriz Banco Financiero y de Ahorros (BFA), y en este caso la nota que le correspondió fue aun más baja: un Ba2, también con perspectivas igualmente negativas.

Bankia salió al cruce de la calificación que le había sido otorgada aduciendo que esta perspectiva negativa que se le atribuye está en línea con la que la agencia le otorga a España como país y a todo su sector financiero, sin depender del nivel de rating de cada entidad.

Para Moody’s la base de capital de Bankia es totalmente vulnerable a pérdidas en el mercado y en el sector inmobiliario, y esta situación puede prolongarse por bastante tiempo. Estas particulares circunstancias pueden impedir el crecimiento del negocio de Bankia y presionar constantemente sus márgenes operativos a la baja.

Pero todo tiene su costado positivo, y en este caso se resalta que todavía no se han reflejado los ahorros en los costes productos de la fusión, los que sin lugar a dudas van a beneficiar a la nueva entidad en cuanto se materialicen. También se considera que Bankia mejorará su financiación en cuanto esté cotizada. También considera como un hecho auspicioso la separación del “Banco malo” en BFA, lo que ve a redundar en dejar “más limpio” a Bankia.

Pero Moody’s recuerda que, al igual que lo hizo en un planteo anterior, Bankia podría verse afectado por los problemas de los activos malos y por su conocida falta de liquidez. No descarta que BFA pueda llegar a necesitar de “saneamientos adicionales”.

No son buenos tiempos para los Bancos españoles. Fitch, otra importante agencia de calificación crediticia, rebajó un escalón la nota del Banco Popular y dos escalones la correspondiente a Bankinter, ya que se endurecieron sus condiciones de financiación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies