Los españoles se alejan cada vez más de Latinoamérica

Al parecer para el habitante medio de España ya es cosa del pasado la disyuntiva de la elección entre Europa y Latinoamérica.

Las últimas mediciones dan cuenta de que, puestos a elegir, una inmensa mayoría de los españoles, más del 85%, dice sentirse más próximo a Europa que al continente latinoamericano, lo que de por sí representa un porcentaje diez veces mayor que el de los que se identifican con la comunidad iberoamericana en general, y que no superan el 8% de los encuestados.

Todas estas cifras corresponden al barómetro del Real Instituto Elcano (RIE), que fue presentado el viernes último en la ciudad de Madrid.

Este estudio se realizó con datos que corresponden a los meses de mayo y junio de este año y concluye en que sin lugar a dudas, España está cada vez más alejada de América Latina, lo que no deja de tener su costado insólito en un contexto en el que los lazos entre ambos lados tuvieron en los últimos tiempos un proceso de acercamiento.

El estudio llevado adelante por RIE subraya que el consenso de acercamiento a lo europeo que se nota entre la población española, o si se prefiere el gradual distanciamiento respecto a Latinoamérica, es casi total, lo que no deja de ser un nuevo y gran motivo de preocupación. No solamente “aumentó la distancia frente a nuestros hermanos latinoamericanos, sino que además no se producen fisuras en esta postura cada vez más generalizada”.

El trabajo analiza la opinión del promedio de los españoles frente a cuestiones de índole internacional, entre otras la valoración que se hace de los distintos organismos, y da como conclusión que, a pesar de que la Unión Europea (UE) pasó por momentos muy difíciles en los últimos meses, con fuertes temas de discrepancia de fondo entre sus miembros, no bajó la nota que el pueblo español le da a la UE, que es la institución mejor valorada en España con una calificación de “6” frente a la OTAN, que ocupa el segundo lugar con un “5,2”.

Los organismos peor valorados, como sucede desde el inicio de la crisis financiera internacional, son los económicos. Tanto el FMI como el BCE obtienen grados de adhesión por debajo de 5, exactamente un “4,7”.

Y los organismos relacionados o con base en América Latina directamente no entran dentro de las consideraciones de los españoles.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies