La reforma del mercado laboral, en veremos…

En España todo lo que tenga que ver con la reforma laboral es urgente y de máxima prioridad.

Un paro del 21% con el 40% de los jóvenes sin trabajo sirven como suficiente prueba de esta situación.

Por ello es que el gobierno le colgó a la reforma laboral la etiqueta de “Ley de Medidas Urgentes” en un intento de justificar su aprobación como un decreto ley. Pero lo concreto es que esta necesidad de hacer todo rápido y bien no está dando los resultados esperados.

Los objetivos primordiales de reducir el paro y alentar la contratación fija están lejos de alcanzarse. El mercado de trabajo no muestra síntomas de mejora cuando se está transitando el semestre en el que se suponía iba a comenzar la recuperación del empleo.

Las autoridades piden calma y paciencia, pero la capacidad de espera de la población se está haciendo cada vez más limitada…

La secretaria de Estado de empleo, Mari Luz Rodríguez, afirmó textualmente que “Todos sabemos que ninguna reforma laboral produce efectos de la noche a la mañana, se verán cuando estemos en normalidad económica. Y todavía no estamos”.

Pero para el Ministerio de Trabajo la normalidad va a llegar cuando se efectivice el restablecimiento del crédito y la bendita reforma financiera llegue a su término, por supuesto con buenos resultados.

Tanto el gobierno como los sindicatos miran hacia el lado de la banca buscando el camino por el que llegará la recuperación del empleo, pero no así cuando de defender la reforma se trata.

UGT y CC OO pusieron en marcha una iniciativa legislativa popular (ILP) para producir una enmienda a la totalidad de la norma, mientras que la patronal CEOE reclama directamente una ley nueva por considerar a la actual “insuficiente”.

Para muchos es casi imposible que las reformas tengan éxito sin el consenso popular, que es el actual caso. Además todo se complica porque aún persisten las consecuencias de la crisis económica que hace casi tres años que azota a la sociedad española.

Si hasta el catedrático de Derecho Laboral Jesús Cruz Villalón, uno de los padres intelectuales de la reforma, opina que la misma “tenía proyección si coincidía con un momento de recuperación económica”, cosa que obviamente no está sucediendo.

Otro catedrático, Luis Garrido, opina que el gobierno debería haber diseñado un nuevo escenario desde cero, ya que esta reforma “no es para el actual momento de crisis ni para el que venga después de él”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies