Zapatero dice que Alemania es la responsable del agravamiento de la crisis de la deuda

El presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, acusó hace pocos días a los alemanes, aunque sin mencionarlos directamente, del agravamiento de la crisis de la deuda que está sacudiendo los cimientos de la economía española.

Basa Zapatero estos dichos en el hecho de que Alemania haya abierto el debate de la participación en el proceso de rescate a Grecia.

Y afirma también que la calma no volverá a los mercados sino hasta que todos los países de la Eurozona asuman su verdadera responsabilidad, en especial los más poderosos de la región, en clara alusión a los alemanes.

Critica Zapatero que el problema central es la apertura del debate de la participación privada, y según él este debate no se abrió bien y todavía no se ha cerrado. Estas palabras fueron dichas en el marco de una comparecencia conjunta que realizó con el presidente del Consejo Europeo Hernan Van Rompuy.

De acuerdo al presidente del Gobierno, España puede permitirse el encarecimiento de la financiación ya que los Presupuestos fueron elaborados con suficiente holgura como para permitir al Tesoro hacer frente a eventuales mayores costes.

Los planes de reducción del déficit se están cumpliendo y los datos macroeconómicos van “razonablemente bien, son positivos”, de acuerdo al pensamiento de Zapatero.
También aseguró que son positivos los datos sobre la financiación de la deuda, ya que España se está enfrentando a una subida del coste de la misma que se espera que sea temporal si Europa en su conjunto da una respuesta satisfactoria.

Además la vicepresidenta Elena Salgado mantiene una vigilancia diaria sobre los parámetros económicos ya que la credibilidad de los españoles debe mantenerse en su nivel máximo en estos tiempos de crisis.

Van Rompuy, por su parte, no confirmó ni descartó una reunión extraordinaria del CE para analizar la situación.

Todo este “lío” comenzó cuando en octubre del año pasado Ángela Merkel se reunió con el presidente de Francia Nicolas Sarkozy y le planteó por primera vez la posibilidad de que los inversores privados tuvieran que hacerse cargo de una parte de la factura que estaba pasando la crisis de deuda de los países en problemas.

Desde entonces, cada vez que se suscitó un problema de índole de la deuda soberana de un país, Alemania ha vuelto a la carga con la “ayuda” de los inversores privados para hacer frente a la situación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies