Fitch “perdonó” a Italia y fue muy dura con Grecia

La agencia de calificación Fitch mantuvo en su último informe la nota crediticia de Italia, sin vislumbrar un panorama demasiado negativo en el corto plazo y a contramano de lo que cree buena parte de la comunidad económica internacional, al tiempo que rebajó la calificación de la deuda de Grecia a sólo un escalón del default.

Así es que la situación griega continua dando que hablar en el contexto de la primera crisis fiscal del euro, y Fitch se sumó a la decisión que pocos días antes habían tomado sus colegas de S&P de rebajar la nota de solvencia de Grecia a CCC, lo que implica dejarla al borde del precipicio del default y que ocupe el peor lugar entre los Estados que son analizados por estas agencias de calificación crediticia.

Concretamente, Grecia bajó un escalón desde B+ a CCC, aunque le retiraron sorpresivamente el rótulo de “perspectiva negativa”.

Fitch justificó su nueva calificación en el hecho de que se percibe claramente “la ausencia de un nuevo y creíble plan de ayuda de la UE y el FMI, junto con el aumento de la incertidumbre en torno al papel de los acreedores privados en cualquier futuro plan de rescate financiero, así como por el debilitamiento de sus perspectivas macroeconómicas”, según reza textualmente el informe.

El miércoles pasado Fitch Ratings aseguró que Italia, a quien ratificó una calificación crediticia de AA-, va a ser capaz de mantener su actual calificación siempre y cuando el Gobierno de Berlusconi se ajuste a rajatablas a las metas fiscales que se ha fijado y pueda mantener los costos de financiamiento bajo control.

Se espera también que la administración italiana pueda de acuerdo a lo previsto reducir el déficit presupuestario en el monto requerido por la situación.

David Riley, jefe de calificaciones soberanas de Fitch, sostuvo en declaraciones efectuadas hace unos pocos días que “La brusca alza en los rendimientos de los bonos de los gobiernos de Italia y de otros países en la zona euro de las últimas semanas refleja una crisis de confianza del mercado en la respuesta política de Europa a la crisis de deuda del bloque, más que un deterioro de los fundamentos del crédito”.

La posición de Fitch se contradice con la de su competidora Moody’s, que en los últimos días bajó a nivel basura la deuda de algunos países como Portugal e Irlanda, en una decisión que la Comisión Europea calificó de “incomprensible” por lo inoportuno de la misma.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies