El BCE quiere que el fondo de rescate compre deuda griega

Uno de los más importantes miembros del Consejo Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), Lorenzo Bini Smaghi, afirmó hace unos pocos días a un diario de Grecia que es intención del BCE permitir al mecanismo de rescate del Fondo de Estabilidad Financiera (FEEF) la recompra de bonos griegos en el mercado secundario, con lo que se podría ayudar en la lucha contra la crisis de deuda en Europa que tantos problemas está trayendo por estas semanas.

Hay muchos legisladores de la Eurozona que siguen trabajando en las diversas formas factibles para cerrar un acuerdo de rescate de Grecia, a fin de darle al país heleno más tiempo para poder poner en orden sus maltrechas finanzas públicas.

Por eso Bini Smaghi aseguró textualmente que “hemos dicho que una opción útil sería que el mecanismo temporal del FEEF compre bonos en el mercado secundario. Esta opción, sin embargo, no está incluida en el diseño del FEEF. Si hubiera una manera de cambiar esto, sería útil”.

De esta manera se lograría bajar los tipos de interés y ampliar los plazos de devolución que están acorralando a las autoridades griegas.

En estas circunstancias tan especiales, la canciller de Alemania Ángela Merkel no negó rotundamente la posibilidad de una reestructuración de la deuda griega, pero tampoco la apoyó de manera explícita, en lo que fue tomado como una evidente posición ambigua de la mandataria alemana.

Merkel dijo en una entrevista a la televisión de su país que no trabaja en la hipótesis de una reestructuración, ya que esto tendría el efecto negativo de que los países que se encuentran en problemas tal vez se viesen “tentados” a no hacer todo el esfuerzo que es necesario en estas circunstancias.

Pero de cualquier forma agregó que se está intentando hacer todo lo posible para evitar algo que sea todavía más duro que la eventual inclusión de los acreedores privados. Agregó sin embargo “pero lo digo claramente: la inclusión de los acreedores privados ya demuestra que tenemos un problema particular con Grecia a causa de su deuda muy importante”.

En España, mientras tanto, los responsables de Bankia y de Banca Cívica se lamentan y mucho de la coincidencia de las últimas convulsiones económicas europeas con sus respectivas salidas a Bolsa, lo que obviamente les ha generado un perjuicio que de otra forma se podría haber tranquilamente evitado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies