España es quien deberá decidir si hay recapitalizaciones

En las pruebas de resistencia que se realizaron recientemente a la banca de toda Europa los criterios utilizados no tuvieron en cuenta las provisiones anticíclicas a las que el Banco de España obliga a las entidades de España.

De haber sucedido esto todo el sistema financiero español hubiese aprobado las mencionadas pruebas. De la forma en que se procedió, son cinco las entidades que están en suspenso, a pesar de que las autoridades económicas insisten en que ninguna de ellas va a necesitar capital adicional.

Por lo pronto, Bruselas ya anticipó que no va a “entrometerse” en las consideraciones que haga España acerca del hecho de que sea necesaria o no una recapitalización de esas entidades.

El comisario europeo de Servicios Financieros y Comercio Interior, Michel Barnier, aseguró que les corresponde a las autoridades españolas y a los responsables de esas instituciones (Cataluña Caixa, Unnim, Caja3, CAM y Banco Pastor) decidir o no medidas complementarias asumiendo su grado de responsabilidad en la actual situación.

A su juicio serían las entidades las que deberían dar el primer paso y si el Estado español tomase la decisión de darles más dinero esto debería hacerse sobre las bases de las normas europeas vigentes en la actualidad.

De hecho es poco probable que esto suceda, teniendo en cuenta que tanto Miguel Ángel Fernández Ordóñez como la propia Elena Salgado han repetido casi hasta el cansancio que las cinco entidades que han suspendido tienen capital suficiente con las provisiones anticíclicas, quiera o no tenerlas en cuenta la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

Barnier debió admitir la existencia de un “desacuerdo” entre la EBA y las autoridades españolas sobre el hecho de tener o no en cuenta las provisiones en las pruebas de esfuerzo, pero también es cierto que se cuidó muy bien de tomar partido por alguna de las partes, además de haber elogiado al sistema español por su transparencia, por haber sido el único que sometió a las pruebas a la totalidad de sus instituciones financieras.

El comisario europeo se ocupó en aclarar textualmente que “España ha jugado el juego de la transparencia”. “Y al término de esta ronda de test sobre los 25 bancos, observamos que los mayores Bancos españoles son sólidos, en una constatación totalmente objetiva”.

No son pocos los que en Bruselas opinan que la restructuración financiera que España puso en marcha va más allá de lo que exigen las pruebas de resistencia de la EBA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies