Fitch y las medidas a favor de los hipotecados

No hay dudas de que no son buenas épocas para la relación entre las principales agencias calificadoras de riesgo y los países de la Eurozona.

Ahora Fitch ha criticado hace unos pocos días las ayudas que el Gobierno de España ha decidido poner en práctica para los hipotecados, como la medida que fue aprobada a principios de este mes de julio por la cual no se podrá embargar a nadie más de 960 euros, lo que equivale al 150% del salario mínimo en el país.

Según los analistas de la calificadora, esas medidas pueden llegar a fomentar los impagos, sobre todo en las familias con menores ingresos y en todas aquellas en que sus deudas están muy por encima del valor actual de la vivienda objeto de la deuda.

Fitch asegura que la subida del mínimo no embargable puede incentivar el no pago de las hipotecas y fomentar, en contrapartida, la entrega de llaves, con lo que se incrementaría el gran stock de viviendas que tienen ya las instituciones bancarias y financieras en general.

Con estas medidas se incrementaría la morosidad en un campo, el de las hipotecas, donde por ahora es mucho menor que en otro tipo de préstamos.

No hace muchos días, el lunes 18, se conoció a través del Banco de España el dato que los créditos de dudoso cobro que acumulan todas las entidades financieras de España volvieron a subir en mayo y alcanzaron el 6,5% del total, su nivel más alto desde hace 16 años, en mayo del 1.995.

En total las entidades financieras tenían en sus balances casi 117.600 millones de euros impagados, 2.300 millones más que al cierre del mes anterior, es decir abril.
Así es que con este nuevo repunte la banca sufre por segundo mes consecutivo un repunte en sus créditos morosos, que son los definidos como aquéllos que no se han pagado durante tres o más meses.

Este es seguramente el peor enemigo de la banca, y es un dato que se conoce apenas después de la publicación de los resultados de las pruebas de esfuerzo a todas las entidades financieras europeas.

Dicho sea de paso estas pruebas indicaron que los Bancos españoles se encuentran, a pesar de todo, en un punto de relativa fuerza como para hacer frente a escenarios económicos de mucha tensión, como podría ser una subida desmesurada de los impagos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies