Philips anunció más recortes para poder ahorrar otros 500 millones

En estos tiempos de crisis económica y ajustes desde todos los sectores para intentar sobrellevar el momento y acomodarse a las nuevas reglas de juego, hasta las compañías que a nivel mundial parecían poco menos que “indestructibles” están, al menos en España, atravesando momentos muy difíciles. Tal es el caso de la empresa de capitales holandeses Philips, la que ya predijo hace unos meses que le iba a ser muy difícil mejorar su rendimiento y que por lo tanto tendría que hacer frente a unas pérdidas de gran magnitud calculadas en poco más de 500 millones de euros, las más abultadas en casi una década de su historia en territorio de España.

Finalmente el anuncio fue confirmado y se estableció un nuevo recorte de gastos en todos los ámbitos de la empresa con vistas de ahorrar la mayor cantidad de dinero posible para acercarse a cubrir ese desfasaje de 500 millones previsto tiempo atrás.

Lo que en el comunicado de la empresa, dado a conocer hace unos días, no se especificó es si en su plan de reestructuración tiene pensado incluir todavía más recortes de empleo.

Como es sabido, Philips suprimió hasta el momento alrededor de 6.000 puestos de trabajo con el objetivo de defender los márgenes del negocio, que se vieron como en todos los casos de otras empresas afectados negativamente por las consecuencias de la crisis financiera y la abrupta caída de la demanda por la baja en el consumo interno de los españoles, sobre todo en lo concerniente al ramo de la iluminación y los productos básicos. Todo esto se vio agravado por la alta competencia de los fabricantes asiáticos, que ofrecen precios sustancialmente inferiores y han inundado el mercado con sus productos.

Es así que el nuevo director general de Philips en España, Frans van Houten, está intentando por todos los medios a su alcance poner en marcha cuanto antes la recuperación de la empresa y reducir al máximo los costes de operación. Ya anunció un programa de recompra de acciones por un valor de 2.000 millones de euros.

Además está previsto que para el año 2.013 las ventas vuelvan a crecer entre un 4 y un 6%, tal como lo venían haciendo antes de la crisis, con un margen de ganancias de alrededor del 12%. Estas cifras supondrían el ingreso extra de 30 millones de euros después de la reestructuración planeada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies