Las grandes empresas telefónicas están perdiendo terreno

Se está confirmando últimamente una tendencia que al parecer resulta imparable. Las grandes empresas de la telefonía en España están cediendo terreno sin interrupción frente a sus competidores más pequeños. Así es que por ejemplo Telefónica y Vodafone pierden posiciones mes tras mes.

Y esta tendencia se acentuó en el primer trimestre de este año 2.011. En los tres primeros meses, y tomando como referencia el mismo período del año anterior, los ingresos de Movistar, la marca comercial de Telefónica, cayeron casi un 11% en banda ancha y un 4,7% en el sector de móviles, mientras que Vodafone también cedió posiciones en torno al 10%.

Estos datos oficiales provienen del último informe trimestral de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones.

Y este terreno que perdieron los “peso pesados” de la telefonía fue inevitablemente aprovechado por sus rivales, de mucha menor envergadura pero también más ágiles.

En el segmento móvil, Yoigo ha registrado una subida interanual de ingresos de casi un 53%, mientras que el resto de los pequeños operadores, como Pepephone y Simyo, crecieron en promedio un 22%.

En cuanto a la banda ancha, Jazztel subió su facturación un 52%, haciéndose de esta forma muy forma muy fuerte en el sector.

Tanto Movistar como Vodafone tuvieron un comportamiento en el móvil mucho peor que el resto del sector en general. El negocio de la telefonía móvil tuvo en el período una evolución muy parecida a la del primer trimestre del año anterior, habiendo retrocedido los ingresos un 3%, situándose en el orden de los 3.320 millones de euros.

Al igual que en trimestres anteriores, el tráfico de datos en redes móviles fue el verdadero motor que movilizó al segmento, con un avance de excepción del 24,8%, que representan ingresos de 545 millones de la moneda común.

Algo parecido es lo que ha sucedido con Internet. Aquí los servicios de banda ancha mostraron una caída interanual de casi el 1% llegando a los 958 millones de euros. Cayeron los ingresos ligados al acceso a Internet residencial mientras que avanzaron levemente los relacionados con Internet a nivel negocios y empresas.

Telefónica bajó su cuota en el mercado en el último semestre un 6%, del 59,3% al 53,3%, y de seguir este ritmo a lo largo de este año dejará por primera vez de tener al menos la mitad del mercado de banda ancha en cuanto a ingresos. Vodafone está teniendo un comportamiento similar, aunque algo más atenuado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies