El Santander y una importante quita en las cuotas de las hipotecas

Las autoridades del Banco Santander decidieron poner en práctica desde principios de agosto que los particulares y autónomos que hayan perdido un 25% de sus ingresos porque entraron en el paro o porque tuvieron una merma en los mismos derivada de una rebaja de los sueldos o cambio de empleo, paguen sólo los intereses y no el capital de la hipoteca sobre la vivienda habitual por un período de tres años.

A esta medida se podrán acoger, por supuesto, los que ya sean clientes del Banco y residan en España, y supone pagar la mitad de la cuota de una hipoteca media, lo que seguramente será un alivio importante para los miles de españoles que por haber entrado en el paro no pueden hacer frente a sus créditos y corren el riesgo de perder sus viviendas.

De acuerdo a lo que explicó el consejero delegado del Banco, Alfredo Sáenz, el capital no abonado que se va a ir acumulando en el período de carencia, va a ser pagado en los tres años siguientes al último de la hipoteca. De acuerdo al ejemplo dado por Sáenz, una letra que suponer una erogación de 600 euros al mes con la moratorias va a tener una cuota que quedará en aproximadamente la mitad de ese valor, es decir unos 306 euros mensuales.

Todo indica que esta medida aliviará la situación de los hipotecados en paro. Cabe destacar que el deterioro económico sufrido por España como consecuencia de la crisis global hizo que la unidad española del Banco tuviera un recorte en sus beneficios del 28%, mientras que el índice de morosidad subió hasta el 6,73%, el más alto del grupo en todo el mundo.

Además por culpa de la brutal subida del desempleo, los desahucios se triplicaron a los largo de los últimos tres años, desde el inicio de la crisis.

Sáenz ya adelantó que, aunque la medida va a entrar en vigencia el próximo 1º de agosto, se va a negociar con los clientes que ya se encuentren en situación de desempleo si es que hay riesgo de entrar en mora o de hecho ya estén retrasados en sus pagos.

Con respecto al impacto para el Banco de esta moratoria, el consejero delegado admitió que no se han hecho todavía los cálculos “finos”, ya que desconocen tanto el número de posibles beneficiarios como el coste que le va a suponer al primer Banco privado de España.

Los créditos que entren en esta moratoria no van a ser considerados “morosos” pero van a entrar en el apartado de subestándar, que implica un cierto grado de riesgo para su cobranza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies