Comenzó la temporada turística en España pero la tasa de paro bajó muy poco

Con el inicio de la temporada turística, tradicionalmente muy buena para el empleo, el paro dio el primer respiro a la población de España en casi un año. A pesar de esto, la mejora en las cifras es tan tibia que realmente no permite hablar con propiedad de un verdadero cambio de tendencia.

Lo cierto es que el desempleo cayó en 76.500 personas en el transcurso del segundo trimestre del año, lo que constituye la caída más importante desde el comienzo de la crisis que asola a los españoles. Así es que ahora la tasa de paro quedó en el 20,89% de la población activa, a sólo 0,4% del récord que se alcanzó a inicios de este 2.011. La baja es muy leve, pero permite seguir alejándose de la fatídica cifra de los cinco millones de desempleados, ubicándose ahora en 4.800.000 parados.

En cuanto al empleo, éste también comenzó a tomar vuelo muy tímidamente. El segundo trimestre, de hecho el mejor para la actividad económica por la temporada turística, trajo consigo la creación de 151.000 puestos netos de acuerdo a datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), que es el indicador más fiel del mercado laboral en España. Esta cifra es casi el 100% superior a los puestos de trabajo creados en el mismo trimestre del año pasado y ubica a los ocupados en el país en el orden de los 18.300.000 personas.

Pero a pesar de los avances intertrimestrales, las cifras siguen siendo más negativas que doce meses atrás. Y eso teniendo en cuenta que en aquel entonces la economía había empezado a frenar caída que se había acumulado durante seis trimestres consecutivos.

Son varios los expertos analistas en el tema laboral que habían vaticinado que en el primer semestre del 2.011 se iba a producir la primera generación interanual de empleo desde el inicio de la crisis global. Concretamente ésta no se produjo, revelando las débiles bases sobre las que todavía se apoya el andamiaje laboral español.

Para el gobierno, este cambio de tendencia se va a dar en el tercer trimestre del año, aunque los datos no se van a conocer sino hasta finales de octubre.

El motor del empleo siguen siendo los servicios, con una subida de 220.000 personas en el número de ocupados. En el otro extremo, la construcción terminó el trimestre con casi 64.000 empleados menos y la Agricultura con 42.000 nuevos desocupados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies