La UE considera eximir a España e Italia del próximo crédito a los griegos

Por estos días la Unión Europea está considerando la posibilidad de que España e Italia tengan la opción de no participar en el próximo tramo del pago de la ayuda a Grecia que corresponde al primer rescate que se acordó en el mes de mayo del año pasado.

Fuentes confiables de la Eurozona dijeron al diario The Wall Street Journal que está previsto que los griegos reciban el siguiente pago del primer préstamo de 110.000 millones de euros en el transcurso del próximo mes de setiembre, o sea en momentos en que tanto españoles como italianos, que en un principio se habían comprometido a dar préstamos bilaterales a Grecia, están sufriendo las consecuencias de la disparada de sus costes de endeudamiento.

Las fuentes consultadas aseguraron que se está intentando solucionar este nuevo problema haciendo que el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF) sea el encargado de financiar el tramo por venir.

Estas mismas fuentes dijeron que en principio el único problema “serio” que se presentaría es que los plazos para tomar estas decisiones “son muy cortos”.

El diario que publicó la noticia añade que, si finalmente el fondo de rescate no está listo para hacerse cargo del préstamo que hay que darle a los griegos, entonces España e Italia es muy probable que tengan que hacer los préstamos directamente, con el riesgo de profundizar las tensiones que sobre la deuda soberana de ambos países existen en los mercados internacionales.

Esto obligaría a las autoridades españolas e italianas en particular y a todas las europeas en general a buscar soluciones para la subida de esas presiones.
Debe recordarse que los líderes de los países de la Eurozona llegaron a un acuerdo hace casi dos semanas para que el EFSF fuese el encargado de realizar el siguiente pago de casi 6.000 millones de euros a Grecia, reemplazando así el sistema de préstamos bilaterales que se había establecido en un principio, cuando el Fondo aún no estaba en funciones.

Pero lo concreto es que este mecanismo de rescate debe primero captar fondos en los mercados financieros, lo que podría ser una complicación antes de la fecha prevista, sobre todo teniendo en cuenta que Agosto es un mes de vacaciones para gran parte del continente europeo. Además hace falta para poder prestar ese dinero a los griegos que todos los parlamentos nacionales respalden las resoluciones del EFSF, cosa poco probable en tan poco tiempo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies