No pueden reducir el paro en los Estados Unidos

Los Estados Unidos son, en cierta forma, un espejo donde se miran muchos otros países tanto de Europa como del resto del mundo. Y la verdad es que la imagen que en la actualidad está mostrando ese espejo no es la más agradable.

Los despidos de trabajadores vuelven a cobrar inusitada importancia en la economía estadounidense, en otra de las tantas muestras que en los últimos meses demuestran que el ritmo de crecimiento no es suficiente como para sanear el mercado laboral.

Al igual que España, por citar sólo un ejemplo, el paro se transformó en el verdadero dolor de cabeza a combatir por las autoridades.

En el mes de julio se eliminaron más de 66.000 puestos de trabajo, una subida del 60% en un mes y la cifra más alta en los últimos dieciocho meses.

Ese mismo mes, se crearon en el sector privado más de 140.000 empleos netos, pero la cifra resultó a todas luces insuficiente como para reducir el paro.

Más del 50% de los nuevos desempleados afectan al personal de las farmacéuticas Merck y Boston Scientific, a la cadena de librerías Borders y al gigante de la defensa Lockheed Martin. Pero lo más preocupante es que casi la totalidad de los despidos se produjeron en la industria, que era el sector de la economía que estaba comenzando a contratar nuevamente personal.

Ya se demostró que es el sector privado el que tira del tren de la generación de empleo en los Estados Unidos, al igual que en el último año y medio. Pero para que esa contratación se tradujese en una real mejora del índice de empleados, las empresas deberían contratar al menos a un ritmo de 200.000 trabajadores al mes, algo que sólo se consiguió en cinco de los dieciocho meses mencionados.

Es entonces que la cifra de julio se considera como un ritmo de creación “modesto” de empleo para una economía que, quiera o no, sigue atravesando una etapa de gran fragilidad. Además el empleo creado en julio es todavía inferior a los 145.000 nuevos trabajos de junio, lo que indica una tendencia a la caída en las contrataciones.

Con estas cifras, se espera que los datos de paro del mes pasado, que se conocerán en pocas horas, suban hasta el 9,2%, comenzando a acercarse nuevamente a la temida cifra para los estadounidenses del 10% de desempleados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies