La prima de riesgo de España tuvo el lunes una de sus mejores jornadas

El lunes pasado, y después de cuatro días de espera acerca de novedades, El Banco Central Europeo (BCE) entró en acción para ayudar a España e Italia. Finalmente Alemania “dio el brazo a torcer” y las fuerzas del BCE acudieron en ayuda de ambos países en apuros.

Debido a este hecho, la prima de riesgo española comenzó la semana a la baja y después del mediodía del lunes se encontraba en alrededor de 286 puntos básicos, con una caída de 82 puntos si se la compara con el viernes de la semana pasada, fecha en que tocó el récord máximo de la era del euro al alcanzar en algún momento los 418 puntos básicos.

Cuando el BCE a través de su presidente Jean-Claude Trichet anunció el domingo que iba comprar deuda de España e Italia evitando así por el momento un contagio de la crisis a esos países, todo se descomprimió y los niveles de riesgo empezaron a bajar.

Cinco operadores de renombre ya confirmaron que el instituto emisor estaría comprando títulos de ambos Estados en el mercado secundario de deuda, con lo cual la del lunes fue la mejor jornada para la prima de riesgo de España desde que los españoles entraron en la Eurozona.

En las Bolsas el comportamiento no era el mismo y se registraban fuertes caídas por las crecientes dudas acerca de la recuperación de la economía de los Estados Unidos y una entonces probable recaída en la recesión a nivel global.

Lo cierto es que a media tarde del lunes el tipo de interés pedido a los bonos españoles a diez años se ubicaba en el 5,1%, después de haber alcanzado el 6% el viernes pasado.

Si no hubiese mediado también una recuperación de los bonos alemanes, la de los bonos de España e Italia pudo haber sido aún mejor.

Lo cierto es que después de la intervención del BCE, la prima de riesgo volvió a los niveles que presentaba al cerrarse el acuerdo de la Unión Europea para el segundo rescate a los griegos. Debemos recordar que en eses momento la prima española llegó a bajar hasta los 266 puntos básicos.

La prima italiana sigue por encima de la española, en torno a los 296 puntos básicos, aunque también muy por debajo de los niveles a los que llegó a fines de la semana pasada.

Pero la situación es muy cambiante y cualquier “chispa” puede encender nuevamente la fogata de los problemas para varios países de la región, que al igual que el resto del mundo vuelve a atravesar momentos de gran incertidumbre económica y financiera.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies