De acuerdo al INE otra vez se frenó el incipiente crecimiento económico

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de España confirmó hace apenas unas horas que otra vez la economía española se encuentra en un momento de ralentización.

Es que en el período abril/junio de este año el crecimiento de la economía creció un 0,2% con respecto al trimestre anterior y un 0,7% en la comparación interanual con el segundo trimestre del año anterior.

En ambos casos se constata que la subida de los números económicos es de un 0,1% menos a los guarismos que se observaron en el primer trimestre del año, tanto frente al último del 2.010 como al primer trimestre de ese mismo año.

Todos estos datos no hacen sino ratificar lo que ya había anticipado el Banco de España el 5 de agosto pasado.

De cualquier forma, este pequeño crecimiento es fruto del aporte muy positivo de la demanda externa, que se vio neutralizada en parte por la ya habitual caída en el consumo interno. El escaso consumo de los hogares españoles, la limitada inversión de las empresas y la caída de la inversión pública contribuyeron en conjunto como un grupo de variables que hicieron que nuevamente la demanda interna no consiga reponerse de los efectos que se arrastran desde el inicio de la crisis económica global.

Para las autoridades del Banco de España el mercado laboral está todavía en plena evolución negativa, con la consiguiente baja de la renta de los hogares españoles.

Entonces sólo la aportación del sector exterior y una evidente caída de las importaciones permitieron la leve mejoría de los parámetros económicos, aunque a un ritmo peligrosamente lento.

Tampoco ayuda en la subida de las exportaciones la desaceleración generalizada de las principales economías internacionales. Como ejemplo está el caso de Alemania, quizás el principal mercado de las exportaciones españolas, cuyo gobierno también anunció hace pocas horas que en el segundo trimestre del año la economía germana creció apenas un 0,1%, bastante por debajo de las previas estimaciones oficiales.

Ni que hablar que los mercados de deuda, con la gran incertidumbre que generan, tampoco ayudan en la evolución de la economía real. Se esperan los datos oficiales que el INE publicará sobre la contabilidad nacional el 26 de agosto.

El sector de servicios, usualmente uno de los que más traccionan de la economía, tuvo en junio pasado una caída de casi el 6% en su volumen de negocios, lo que influyó mucho en los números negativos del trimestre. Es este el cuarto mes consecutivo a la baja del sector tras haber comenzado el 2.011 con algunas pequeñas subidas que ya se desvanecieron en el olvido…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies