En el primer semestre del año las exportaciones españolas subieron más del 18%

Desde hace ya bastante tiempo no caben dudas de que son las exportaciones las que siguen tirando de la economía de España. El primer semestre de este año 2.011 la subida de las mismas fue del 18,5%, con una reducción del déficit comercial del 8,3%, puesto que las compras crecieron menos que las ventas, favoreciendo a la balanza comercial española.

En el déficit comercial mencionado el tema energético tuvo un papel preponderante, ya que subió el 20,5% el déficit energético mientras que al mismo tiempo el no energético tuvo una caída del 63%.

La diferencia de caja entre lo que España compró a otros países y lo que les vendió se ubicó en poco más de 24.000 millones de euros, según datos oficiales del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Pero con sus socios de Europa España tuvo un superávit de prácticamente 1.600 millones de euros, un guarismo alentador frente a los 3.500 millones de déficit del primer semestre del año anterior. Si la comparación se circunscribe sólo a la Eurozona, el superávit fue de 726 millones de la moneda común.

Y en cuanto al resto del mundo con el que comercia España, también se destacan los aumentos de exportaciones tanto a América del Norte, con un 41,4%, como a América del Sur con un 31,1%.

La zona euro, que recibe más del 50% de las exportaciones totales españolas, subieron un 12% en los primeros seis meses del año. Los principales destinos de esa región, Alemania y Francia, tuvieron una subida en las exportaciones del 14,7% y 11,3% respectivamente.

También las importaciones proceden en su mayor parte de los países del euro y subieron un 7,6%, encontrándose por encima de esa cifra promedio las compras realizadas a Alemania (8,2%) y Francia (13,5%).

En cuanto al dinero, más allá de los porcentajes, el déficit es el resultado de importaciones por un valor de 130.430 millones de euros y exportaciones de 106.363 millones de la misma moneda. Así es que la tasa de cobertura, es decir el porcentaje de las importaciones que pueden pagarse con lo que se vende al exterior, se ubicó en torno al 81,5%, una cifra 4,1% superior a la del primer semestre del año pasado.

Se exportaron principalmente bienes de equipo y automóviles, con una subida aproximada del 18,3%. En el sentido contrario de las operaciones con los demás países, las principales importaciones continuaron siendo las energéticas, con casi el 30% de aumento frente al mismo período del año anterior.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies