El impulsor del Euro cree que esa moneda y Europa están “al borde del precipicio”

Jacques Delors, que fue el primer presidente de la Comisión Europea (CE) y uno de los principales impulsores de la creación del euro, estima que la moneda única europea e incluso el propio proyecto comunitario se encuentran en serio peligro de extinguirse si no se toman medidas urgentes para prevenir esta situación.

En una entrevista que le concedió a un prestigioso medio suizo, el ahora retirado político francés dijo textualmente “abramos los ojos: el euro y Europa están al borde del precipicio”, asegurando que los actuales dirigentes de la región no son conscientes de la gravedad del momento por el que está atravesando la Eurozona.

Para Delors, solamente si los gobiernos cierran filas entre sí, se le da más poder unificado a las autoridades de Bruselas y se pone de manifiesto una verdadera voluntad política para salir de este atolladero fiscal, se va a poder salvar el proyecto que él mismo se encargó de dirigir entre los años 1.985 y 1.994, el que ahora atraviesa una crisis sin precedentes, peor aún a la que se desató a fines del 2.008.

En su opinión el principal problema es que las dos principales potencias europeas, Alemania y Francia, y sus respectivos líderes, Merkel y Sarkozy, están desde hace un tiempo formulando planes y respuestas que resultan a todas luces vagas e insuficientes frente a esta nueva crisis de deuda a nivel continental.

Él cree que hay dos alternativas para solucionar el problema y devolverles la calma que perdieron los mercados con respecto al euro. Una es la que Delors siempre reclamó y es que los estados miembros acepten la cooperación económica reforzada y la otra sería trasladarle poderes suplementarios a la Unión Europea.

El ex funcionario es partidario de mutualizar las deudas soberanas hasta el 60% de su PIB, que es el umbral que establece el Tratado de Maastricht.

De esta forma los Estados afectados se verían cubiertos por una garantía parcial de la Unión tanto económica como monetaria, y una consecuencia automática de este hecho sería una baja de los tipos de interés.

Recordemos que Delors siempre sostuvo que el éxito de la gestión europea en el plano económico se sustentaba en un triángulo: una competencia que estimule, una cooperación que refuerce y una solidaridad que una.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies