Se aseguró que sí se cobrará la atención sanitaria a los peregrinos de la JMJ

En su momento los centros de salud de la ciudad de Madrid recibieron una circular vía correo electrónico en la que se les indicaba que no debían facturar la eventual atención médica que se les diese a los peregrinos extranjeros que llegaron a España en ocasión de la visita del Papa y la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Esta normativa despertó airadas quejas en algunos sectores de la sociedad habida cuenta de la delicada situación económica que a consecuencia de la crisis está sufriendo el país.

Lo que se pedía es que se tomase debida nota de los datos de las personas atendidas y del concepto a facturar para después, de acuerdo a las normas del país de origen del paciente, proceder a gestionar el reintegro de las prestaciones realizadas.

Ahora, y con la posterior notificación que se envió a primera hora del día 18 de este mes, la Consejería de sanidad rectifica las anteriores instrucciones que habían recibido más de 400 centros de salud, afirmando que “la asistencia no debe ser facturable, en el sentido de cobro directo y en el momento de la atención al usuario”.

Al parecer, lo que en principio se tomó como una orden muy clara de no facturar la atención médica, ahora textualmente se expresa que “Tras las dudas surgidas en varios centros de salud con respecto a la atención sanitaria prestada a participantes de la JMJ, os informamos de que (empieza texto en negrita) no se debe realizar la facturación por la asistencia prestada en nuestros centros de salud (termina la negrita)”. Conviene destacar que los centros de salud españoles nunca cobran en el momento por el servicio, puesto que es norma tomar los datos del paciente a proceder a elaborar la factura correspondiente.

Se está tratando de justificar la primera determinación con una explicación que es de uso corriente en España. En nuestro país siempre, y más en el caso de personas extranjeras de paso por España, nunca se cobra la atención sanitaria sino que después se procede a facturar.

La sanidad pública española no es del todo universal, ya que hay ciudadanos españoles que no se encuentran amparados por el sistema público, el que por ejemplo no cubre a los parados sin subsidio y con alguna renta, ni a quienes no cotizaron nunca y tienen ingresos.

Muchas instituciones, como por ejemplo CC OO de Madrid, recordaron ante la decisión de Sanidad que “la práctica habitual cuando se presta asistencia sanitaria a ciudadanos de otros comunidades autónomas o de otros países, es la de pasar la correspondiente factura a la región o país de origen”.

Y este caso de la JMJ no tenía por qué ser la excepción.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies