Buscan un nuevo ahorro recetando fármacos por principio activo

El Gobierno de España espera que las comunidades autónomas lleguen a ahorrar hasta 2.400 millones de euros en las partidas que se destinan para pagar los medicamentos que se expenden con recetas en las farmacias españolas.

El farmacéutico es probablemente uno de los sectores más controlados de la economía española, al punto de que los datos sobre él se conocen en forma mensual, y este nuevo intento de ahorro se pretende conseguirlo haciendo que los médicos prescriban los medicamentos no por el nombre de fantasía del mismo sino por el principio activo que se encuentra presente en su formulación.

Así por ejemplo, los antiácidos no se prescribirán por su nombre comercial, sino que se le indicará al paciente que tome Omeprazol, y entonces el farmacéutico podrá venderle al cliente el producto con ese principio activo más barato del mercado.

Esta nueva medida fue aprobada hace un par de días por el Consejo de Ministros y con ella el paciente se asegurará estar comprando el genérico con el principio activo indicado por su médico más económico del mercado.

Se aprobó también una baja del 15% en el precio de los medicamentos que hayan estado más de diez años en el mercado sin que haya aparecido un genérico que pueda reemplazarlo.

El proyecto es más que ambicioso, ya que desde agosto del año pasado hasta julio de este año el gasto farmacéutico de las comunidades fue de casi 11.500 millones de euros. Si se logra bajarlo 2.400 millones supondría un ahorro del 20% al que habría que sumarle el 9% interanual en que el gasto está bajando por las medidas del año pasado, como la baja del 7,5% en los precios y un cumplimiento más estricto de la aplicación de los precios de referencia, que ahora es el más económico de los productos equivalentes y no el promedio de los tres de menor importe como era hasta este momento.

Esta menor facturación repercutirá en toda la cadena farmacéutica, es decir laboratorios, distribuidoras y farmacias.

Para evitar profundizar los problemas económicos a los farmacéuticos que atienden a poblaciones de menos de 2.000 habitantes, el Gobierno dispuso una serie de compensaciones que los ayude a poder mantener sus farmacias en actividad.

La ayuda se repartirá en función de la facturación mensual y va a consistir en una suba del margen de beneficio. Cada establecimiento podrá recibir compensaciones de hasta 10.000 euros por año (833 euros mensuales) y dependerá de cuánto colaboren en el expendio de los nuevos genéricos que prescriban los médicos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies