Los Bancos suben las comisiones para enfrentar la crisis

Sabemos que por efectos de la crisis económica las entidades financieras de España, Bancos y Cajas, al igual que las de otros muchos países, vieron casi cerrado el camino de los ingresos por préstamos otorgados.

Y para compensar aunque sea en parte esa pérdida, en los últimos meses subieron en un gran porcentaje las comisiones cobradas a los clientes por los servicios prestados. Estas comisiones de acuerdo a datos del Banco de España subieron en el último semestre entre un 8,5 y un 35%, de acuerdo a la entidad y al servicio prestado. Todas estas comisiones son en sí pequeñas cantidades pero que abonadas mes tras mes por más de 20 millones de usuarios hacen una cifra que ciertamente influye en el resultado de las entidades.

España es sólo superada por Italia en toda la Unión Europea como el país que más grava a los clientes con este tipo de gastos. Y es entonces que el gobierno quiere poner límite a este problema con una orden ministerial que exija más transparencia en el cobro de comisiones.

Por el momento sólo se logró acumular denuncias de abusos de los Bancos y Cajas en las oficinas de las asociaciones de consumidores, mientras el enojo de los ciudadanos crece día a día.

Además el poder adquisitivo de la población ha bajado a tal punto que no son pocos los que prefieren hacer largas colas en los Bancos antes que concurrir a un Cajero automático a realizar una operación y tener que pagar la correspondiente comisión.

Muchos son los españoles que literalmente han vuelto al pasado, yendo personalmente a los Bancos, retirando el dinero por ventanilla y después dirigiéndose a otra institución si es que deben hacer alguna operación de transferencia.

Las comisiones por transferencias realizadas a través de Internet pueden llegar a cobrarse hasta 4,35 euros, una cifra que muchos no pueden darse el lujo de gastar para ganar cierta comodidad.

Pero más allá del coste económico de la operación, la mayoría de los clientes de los Bancos se sienten “engañados y estafados” por los mismos, ya que en la mayoría de los casos las comisiones no son debidamente aplicadas y muchos empleados bancarios al ser consultados ni siquiera pueden explicar el origen y motivo de estos gastos.

La situación tiende a convertirse en un verdadero dolor de cabeza tanto para los Bancos y Cajas como para sus clientes y es por eso que las autoridades de Economía quieren cuanto antes normalizar la situación y fijar nuevas y claras reglas que rijan el tema de las famosas comisiones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies