El FMI cree que puede haber una recesión inminente

El mes de agosto fue para los mercados internacionales y la economía en general un mes no apto para cardíacos.

Y los primeros de días de setiembre, lejos de cambiar la situación, tienden a profundizarla. Ya dos de las principales instituciones de la economía internacional, el FMI y el Banco Mundial, anunciaron en las últimas horas que a su juicio las cosas van realmente mal y con perspectivas a empeorar.

Robert Zoellick, presidente del BM, aseguró que el mundo está entrando en una “nueva zona de gran riesgo”. Y la presidenta del FMI, Christine Lagarde, fue todavía más pesimista al afirmar en una entrevista que se publicó el domingo pasado en un prestigioso semanario alemán que se está frente al riesgo cierto de una nueva e “inminente” recesión global.

Ya en Europa ni los planes de ajuste cada vez más disparatados ni los fondos de rescate cada vez más voluminosos logran calmar el pánico que se ha apoderado de los mercados internacionales.

En España, el día que se aprobó la reforma constitucional para asegurar la estabilidad presupuestaria, la prima de riesgo volvió a repuntar por encima de los 310 puntos, como si los mercados no se hubiesen enterado de las buenas nuevas. La tendencia a la suba de la prima ya no inquieta sino que atemoriza aún a los más optimistas.

Es precisamente Europa la región del globo donde existe el mayor temor a una recaída generalizada, porque las crisis de deuda de varios países se complican cada vez más. Según Luis Garicano, de la London School of Economics, «Europa vive una encrucijada histórica. Hemos llegado al límite de lo que se podía hacer sin cambios sustanciales. Mientras, llegan muy malas noticias de Grecia e Italia, que parece un país sin rumbo».

En los Estados Unidos la situación no es mucho mejor. Después de la humillación de perder la máxima calidad crediticia que le otorgaba S&P y con un gobierno cercano a declararse en bancarrota, los datos de la macroeconomía lejos de traer tranquilidad preocupan más día tras día.

El paro “se niega” a bajar del 9% y Obama está a punto de dar a conocer el próximo jueves un nuevo plan de empleo que parece destinado a sucumbir ante la debilidad de los demócratas en el Congreso.

Japón, la tambaleante tercera economía mundial, también sigue con sus problemas y acaba de elegir el sexto primer ministro en cinco años.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies