Alierta busca adecuar Telefónica a los tiempos que corren

César Alierta, el presidente de Telefónica, pretende darle nuevos rumbos a la multinacional más grande de España.

Es así que en los últimos días propició una suerte de revolución del organigrama de la compañía en el que se cambia prácticamente todo: organización y directivos.

La nueva estructura del grupo va a girar en torno a cuatro ejes principales: Europa, Latinoamérica, Digital y Recursos Globales. Se va a buscar de esta forma mejorar el posicionamiento de la empresa a escala multinacional con la región latinoamericana, al tiempo que Internet pasará a ser uno de los principales motores de crecimiento.

El alcance de la nueva reorganización queda puesto de manifiesto en el hecho de que la antigua matriz nacional, es decir Telefónica de España, va a pasar a depender de la nueva división Telefónica Europa.

Además se producirá una cambio total en los altos mandos de la empresa, ya que sólo permanecerán en sus cargos el consejero delegado Julio Linares y el propio Alierta como presidente de la misma.

Estos cambios radicales fueron aprobados hace un par de días por la Comisión Delegada del Consejo de Administración, y de acuerdo a trascendidos oficiales de la compañía dichos cambios pretenden agilizar la toma de decisiones y equilibrar y simplificar la organización interna.

Una de las principales novedades de este nuevo esquema organizacional es la creación de una nueva unidad de negocios, a la que llamó Telefónica Digital, que va a tener sede central en Londres, y por otro lado la reunificación de todo el negocio de la empresa en dos áreas geográficas bases, Europa y Latinoamérica. Además la nueva unidad operativa de Recursos Globales va a unificar las compras a nivel mundial y los recursos humanos de la empresa.

En los enroques de nombres de los nuevos directivos, José María Álvarez-Pallete, quien hasta ahora estaba a cargo de la unidad latinoamericana, va a dirigir la región europea, mientras que Santiago Fernández Valbuena, el anterior responsable de finanzas, pasará a dirigir el área latinoamericana.

Mathew Key, el antiguo responsable de los negocios en Europa, estará al frente del área digital, y por último Guillermo Ansaldo, el ex responsable de las operaciones en territorio español, se hará cargo ahora de los Recursos Globales.

Telefónica cambia para seguir siendo como hasta ahora, quizás la empresa más importante de España y una de las más importantes del mundo.

Inicia así un nuevo camino mirando al futuro a mediano y largo plazo y para afianzarse como una empresa en constante crecimiento y desarrollo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies