España y otros países le piden medidas a la UE para evitar nuevos problemas con las frutas

España, junto con Francia e Italia, le van a proponer a las autoridades de la Unión Europea que se implemente un mecanismo de gestión del mercado de frutas y hortalizas para poder retirar mercancía en caso de que se vuelvan a producir hechos como los que involucraron al melocotón y la nectarina.

Esta iniciativa, que fue anunciada por la ministra española de Medio Rural y Marino Rosa Aguilar, tiene como finalidad evitar la repetición de la grave crisis que afectó al sector frutihortícola este año, el que fue resuelto con enfrentamientos en la frontera.

Aguilar se entrevistó el martes pasado en la ciudad de París con el responsable de la cartera de agricultura de Francia Bruno Le Maire, y a resultas de ese encuentro se concertó una reunión en la frontera entre los dos países con representantes del sector del melocotón a fin de dar una imagen de conciliación después de los ataques sufridos este verano por camiones que transportaban productos españoles.

La fecha de la reunión va a ser fijada cuanto antes, apenas los dos ministros reciban a los respectivos representantes profesionales para ese encuentro. Ambos países desean mostrar con énfasis su respaldo a “la libre circulación de mercancías”. Además esta reunión seguramente sumará fuerzas ante la propuesta que le van a presentar a la UE.

Cuando la ministra española fue consultada sobre si había recibido garantías en el sentido de que no se repetirán los ataques a camiones españoles, Aguilar aseguró que se trabaja fuertemente para defender la libre circulación de mercancías, y que desde el pasado mes de agosto su par francés se comprometió a asegurar la no ocurrencia de nuevos incidentes, cosa que hasta el momento se ha cumplido satisfactoriamente.

En cuanto a los considerados “excesivos controles” que el gobierno francés impuso a los camiones que ingresaban desde España por la presión de sus agricultores, Aguilar afirmó que los productos españoles cumplen con absolutamente todos los estándares de calidad que imponen los requerimientos europeos, incluso el muy en boga de no vender por debajo del precio de coste.

La propuesta franco-española a la que también se sumará Italia va a ser formalizada en el Consejo de Ministros del próximo 20 de setiembre y tiende a regular los mecanismos de almacenamiento para regular la oferta y así incidir directamente en el precio de los productos frescos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies