Ni Funcas ni BBVA son optimistas en cuanto a las previsiones para España

La llamada “economía real” sufrió un recrudecimiento de su crisis después del descalabro de los mercados internacionales. Tan es así que los expertos en el tema auguran para los próximos meses una caída en las perspectivas de crecimiento de España.

De acuerdo a la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), el estancamiento económico de los países receptores de las exportaciones españolas le va a pasar sin dudas factura a la economía del país en lo que resta del año, por lo que el PIB crecerá al menos 0,2% menos de lo previsto y posiblemente cerrará el 2.011 con un avance que en el mejor de los casos llegará al 0,7%.

El Servicio de estudios del BBVA es algo más optimista en sus proyecciones y anticipa una subida del 0,1% del PIB, pero igualmente estima que el agravamiento de la crisis le va a impedir a España remontar más del 0,1% entre los meses de junio y agosto, menos de lo que se calculaba hasta ahora.

Las últimas cifras actualizadas de las dos instituciones son mucho más prudentes que las que sigue manejando el Gobierno, quien pese al estancamiento de la economía y los crecientes problemas de los mercados internacionales de deuda continúa asegurando que el PIB español habrá crecido un 1,3% para finales del año en curso.

De cara a lo que sucederá hasta el final del ejercicio de este año, Funcas espera que en el segundo semestre la actividad económica esté prácticamente estancada y que posiblemente comience a crecer muy lentamente en el primer trimestre del 2.012, siempre y cuando la crisis disminuya su ritmo y la situación de incertidumbre generalizada de los mercados se normalice.

Los analistas advierten que las expectativas mundiales harán moderar al menos un 1,6% las exportaciones españolas, que desde hace varios meses se convirtieron en el único motor confiable de la recuperación del país.

También van a caer las importaciones, entre un 1,2 y un 2% en lo que resta de este año y el próximo.

Funcas explica el empeoramiento de la situación en el hecho de que la economía española sigue necesitando con urgencia una importante financiación del exterior, y a eso se le sumará el impacto que a corto plazo provocará el ajuste de las cuentas públicas, espacialmente en las comunidades autónomas, si se quiere cumplir con los objetivos de déficit.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies