El BCE sigue comprando bonos pero la presión contra España no cede

En el curso de la semana pasada el Banco Central Europeo (BCE) invirtió casi 14.000 millones de euros para comprar deuda soberana de los países de la Eurozona, de acuerdo a lo que anunció el lunes pasado su presidente Jean Claude Trichet. Desde mayo del año pasado la entidad ya invirtió 143.000 millones de la moneda común en su programa de compra de bonos en los mercados secundarios de deuda.

Pero pese a este importante desembolso de dinero, la presión contra los países de la zona euro siguió subiendo sin cesar.

El BCE subió un 5% el volumen de sus compras respecto a la semana anterior, cuando éstas fueron de 13.305 millones de euros. En ambos casos, y de acuerdo a datos de analistas internacionales consultados, las compras se habrían concentrado fundamentalmente en deuda de España e Italia.

Es que nuevamente las primas de riesgo de ambos países se ubicaron en los últimos días en sus niveles más altos desde que el BCE anunciara en agosto que comenzaría a intervenir en los mercados secundarios para aliviar la tensión sobre España e Italia.

El acoso sobre la deuda española e italiana volvió a la carga a partir del jueves de la semana pasada, pero por motivos técnicos que se relacionan con la liquidación de los contratos, no se sabe exactamente el importe de las compras efectuadas a partir de ese día.

Lo cierto es que la prima de ambos países subió desde que se hicieron las compras. En el caso de España, sus bonos a diez años se situaron el lunes en 358 puntos básicos, y en de Italia el diferencial llegó a los 380 puntos básicos.

Cuando a principios de agosto el BCE comunicó su decisión de intervenir en los mercados de deuda comenzó a comprar bonos soberanos, y desde entonces esas compras alcanzaron los 70.207 millones de euros, casi la mitad del total desembolsado hasta la fecha.

La sorpresiva reactivación de este programa ya se cobró la primera “víctima” en el seno del BCE, el alemán Jürgen Stark.

Las medidas “excepcionales” con las que el BCE intenta ayudar a los países de la Eurozona incluyen proporcionar a los Bancos toda la liquidez que soliciten de forma ilimitada, ya que se sostiene que el Banco Central tiene los mecanismos necesarios para afrontar cualquier problema de liquidez que se presente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies