Julio Segura pide bajar la dependencia de las agencias calificadoras

Julio Segura, el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se manifestó muy partidario de reducir la que él llamó “excesiva dependencia” que se tiene en todos los ámbitos de las notas de solvencia que dan a conocer periódicamente las tres principales agencias calificadoras de riesgo.

En el discurso de clausura que brindó al término del seminario sobre agencias de calificación que organizó el organismo que él mismo preside, Segura dijo que tanto los inversores como incluso los supervisores se estuvieron dejando influenciar demasiado por el trabajo de estas agencias, descuidando en más de una ocasión su tarea prioritaria de investigadores, dejándose guiar así tan solo por la simplicidad de una combinación de letras y números que las más de las veces complicaron todavía más el panorama reinante.

El titular de la CNMV dijo también que a pesar de la experiencia negativa de crisis anteriores, recordando por ejemplo el caso Enron, los reguladores le han dado mucho peso a los rátings de las agencias, convirtiéndolos casi en “palabra santa”, porque la legislación hace constante referencia a las calificaciones al momento de establecer o adaptar requisitos normativos, como por ejemplo los requisitos de capital o las autorizaciones de determinadas emisiones. Y este hecho potenció todavía más la dependencia de lo que dijeran las calificadoras de riesgo.

Esta dependencia no es para nada deseable según el pensamiento de Segura y está influenciando sistémicamente a los mercados financieros. La rebaja de la nota soberana de algunos países de la Unión Europea, como es el último caso de Italia, trajo como consecuencia impactos muy negativos sobre la economía y el andamiaje financiero de ese país.

Independientemente de que a partir de ahora las agencias calificadoras, Moody’s, Fitch y S&P, vayan a estar estrechamente controladas por el supervisor supranacional europeo, el presidente de la CNMV reiteró en varias ocasiones durante su alocución que “debe reducirse la relevancia de los rátings en el mercado internacional”.

Aseguró que, en caso de hacerse adecuadamente, las calificaciones de estas agencias pueden brindar importantes datos acerca del riesgo de crédito de un emisor o una emisión en particular, pero estas calificaciones no pueden de ninguna manera ser el único elemento que se tenga en cuenta cuando los inversores deben tomar decisiones o que desencadene en forma automática situaciones de consideración de impagos de contratos, porque con esas calificaciones solas pueden tomarse decisiones muy equivocadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies