Feijóo, en desacuerdo por la valoración de Novacaixagalicia

Alberto Núñez Feijóo, el presidente de la Xunta, se mostró sorprendido y hasta cierto modo ofuscado al asegurar que esperaba “mucho más rigor” por parte del Banco de España al hacer la valoración de Novacaixagalicia. Le reprochó a la entidad emisora el hecho “de haber ejercido como comentarista en los últimos minutos del juego en vez de haber supervisado durante ocho años”, en una rara y clara metáfora.

El instituto emisor valoró a la entidad con un inusitado descuento del 93% de su capital para recibir ayuda del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), lo que trae aparejada su nacionalización y deja a la Caja en una mejor posición como accionista del nuevo Banco con una participación testimonial del 6,9%.

En un desayuno de trabajo que se realizó hace un par de días y al que asistieron entre otros la presidenta de la Comunidad de Madrid y el alcalde de la ciudad, Feijóo hizo mención a la fusión de Caixa Nova y Caixa Galicia y destacó asimismo que existen muchas expectativas para la recapitalización de Novacaixagalicia, con inversores privados de modo que no le cueste dinero al Estado.

Después de destacar las improvisaciones y errores que han regulado este “desastre de gestión financiera” Feijóo criticó el hecho de que se valore el patrimonio común de las Cajas en la misma semana en que las propias autoridades del Gobierno se dieron cuenta de que no podían vender Loterías y Apuestas del Estado, agregando que algún día alguien deberá dar cuenta de esto.

El presidente gallego insistió en que no está de acuerdo con la valoración que se le hizo a Novacaixagalicia y comentó que en estos últimos años las Cajas perdieron parte de su valor al igual que todas las empresas de España, ya que todo vale ahora un 10 ó un 15% menos que lo que valían hace una década.

Feijóo continuó con sus declaraciones poniendo en muchos momentos en duda lo hecho por el Gobierno y el Banco de España, lo que dijo que será juzgado por los acontecimientos de los próximos años. En el mejor de los casos, matizó que no se puede “estar orgulloso” de la presente actuación.

Debemos recordar que el Gobierno que preside Feijóo nunca estuvo de acuerdo en que las Cajas gallegas se fusionasen con entidades de otras comunidades. Pero finalmente el muy mal estado de Caixagalicia terminó por arrastrar a Caixanova.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies