Fitch redujo más del 50% sus previsiones para España

La agencia de calificación crediticia Fitch recortó fuertemente su previsión de crecimiento para España para el año 2.012, llevándola del 1,6% calculada en su anterior informe del mes de junio hasta la actual 0,5%. De la misma forma, también bajó su previsión para el 2.013, llevándola desde 1,9% hasta la actual 1,5%, en una suerte de apuesta para que ello ocurra.

En la última publicación de su informe trimestral “Perspectiva Económica Mundial”, Fitch hace saber que la profunda austeridad fiscal que ha iniciado el gobierno español va a prolongar sin dudas el proceso de recuperación económica.

Sin embargo, y en cierta forma contradiciendo sus cifras anteriores, Fitch revisó levemente al alza sus previsiones para este año, llevándolas del 0,6 al 0,7% por el buen comportamiento general de la economía y las cuentas fiscales en el primer semestre del 2.011.

En el informe indica que, contrariamente a las expectativas de que la economía española apenas registraría cambios en el segundo trimestre de este año, el PIB subió un 0,2% si se lo compara con el trimestre anterior, cuando había subido ya un 0,4%.

La explicación de este fenómeno se puede encontrar en una fuerte e inesperada contracción de las importaciones del 3,7% y paralelamente de una menor caída en las exportaciones de tan sólo un 1,9%, lo que se tradujo en una mejora de la balanza comercial española.

Esta mejora pudo compensar el ininterrumpido descenso en la inversión de capital y el todavía muy débil crecimiento del consumo privado de los españoles.

Según Fitch, el gasto público que se había incrementado en el primer trimestre del año por estar a las puertas de las elecciones autonómicas y locales, cayó entre los mese de abril y junio más de un 2%, exactamente un 2,4%.

Para el 2.011 y el 2.012 las previsiones siguen siendo más pesimistas que las del gobierno, que prevé una subida del 1,3 y el 2,3% respectivamente.

Pero ya la vicepresidenta económica Elena Salgado ha reconocido que si las previsiones gubernamentales se hicieran ahora, “existe la posibilidad de que los datos no concordasen con los que se calcularon en su momento”.

Fitch remarca en su informe que el índice de parados sigue siendo muy elevado y se encuentra acompañado de un sector inmobiliario “altamente endeudado”, lo que está afectando la demanda interna española.
Prevé una tasa de paro del 21,1% este año, del 22,1% el año próximo y del 21% en el 2.013.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies