El FMI estudia comprar deuda de España e Italia para que la Eurozona recupere confianza

El Fondo Monetario Internacional (FMI) contempla entre las posibles vías de solución de la crisis comprar también deuda de España e Italia junto con el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) en los mercados primarios o secundarios en caso de ser necesario para recuperar la confianza en la Eurozona.

El anuncio fue hecho hace unos pocos días por el Jefe del organismo para el continente europeo, Antonio Borges, en declaraciones periodísticas que fueron recogidas en primer lugar por la agencia Reuters.

De acuerdo a los dichos del economista, es imprescindible que se restablezca la confianza en España e Italia en los mercados de deuda para así volver al nivel normal y habitual de inversores. Estos inversores deben ser persuadidos de que sigue siendo conveniente comprar bonos de la deuda de ambos países.

Para el FMI, la situación de la tercera y cuarta economía del euro es muy diferente a la de los ya rescatados Portugal e Irlanda y sobre todo diametralmente distinta a la de Grecia. Para Borges la clave radica en que tanto Italia como España son “países solventes” y sus problemas actuales fueron provocados por la nueva y creciente aversión al riesgo que está manejando por estas semanas los mercados financieros internacionales.

Actualmente el FMI ya participa en el fondo de asistencia de los países del euro que están bajo presión porque de los 750.000 millones de euros de los que dispone este fondo, un tercio vienen de las arcas del organismo internacional. El resto sale de los propios Estados (440.000 millones) y de la Comisión Europea (60.000 millones).

Además de este anuncio, el FMI reiteró su pedido al Banco Central Europeo (BCE) para que baje cuanto antes los tipos de interés y vuelva a poner en vigencia las medidas extraordinarias de liquidez a largo plazo. Todo esto hasta al menos que el FEEF esté plenamente operativo.

Dos veces al año el FMI realiza un informe regional sobre las perspectivas económicas de Europa, y en el último es que ha dado a conocer todas estas recomendaciones.

Sin salir del programa de ayuda a los países bajo sospecha del BCE, el FMI reclamó que los socios del euro pongan en marcha garantías para cubrir las eventuales pérdidas que pueda sufrir el organismo emisor por estas adquisiciones.

Indica también que las débiles perspectivas de crecimiento de la Eurozona deben ser revisadas y solucionadas porque indirectamente se está poniendo en riesgo el crecimiento global.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies