¿La recapitalización hará bajar el crédito de las Cajas españolas?

El gobierno de España está firmemente decidido a cumplir a rajatabla con todas las indicaciones que se den desde Bruselas a fin de demostrar que se puede confiar en la economía española a la hora de buscar inversiones en estos tiempos tan difíciles. Y entre estas indicaciones está la cada vez más probable nueva recapitalización del sector financiero europeo, cuyos detalles se están ultimando.

Pero esta vez la patronal de las Cajas, es decir la Confederación Española de las Cajas de Ahorro (CECA), se sumó por estas horas a las ya numerosas críticas que desde varios sectores se lanzaron contra los planes de esta nueva recapitalización.

En opinión de CECA, la iniciativa puede tranquilamente poner en serios riesgos los avances que se alcanzaron hasta este momento en el actual proceso de recapitalización puesto ya en marcha por las autoridades españolas, impidiendo en caso de producirse nuevos cambios que se concreten los futuros beneficios planeados por las acciones puestas en práctica.

Y destaca entre los efectos más perjudiciales el hecho de que se dificultará todavía más el flujo mínimo de crédito necesario como para reactivar y poner de nuevo en marcha la economía del país.

De acuerdo a los dichos de los máximos directivos de la Confederación, este plan de refuerzo de capitales pasa fundamentalmente por dos ejes, que son un ejercicio de estrés de las carteras de la deuda soberana española y un notable y al parecer muy perjudicial incremento de los requerimientos de capital de máxima calidad que se les va a pedir a todas las entidades financieras, haciendo así que fluya menos dinero hacia la cartera de créditos.

Las Cajas de Ahorro recuerdan que en España ya se llevó a cabo un plan de recapitalización muy parecido al que ahora propone la Comisión Europea, y que le impuso a las entidades españolas unos niveles de capital comparables a los más exigentes de toda la región europea, de entre el 8 y el 10%.

Y fue a causa de ese plan que en el último año y medio las Cajas llevaron adelante un “notable esfuerzo de saneamiento, consolidación, eficiencia y capitalización”, según aseguran todos los directivos de las entidades.

Todo este proceso que se viene llevando a cabo se puede ver en un ajuste de la capacidad del 13% y en la salida a Bolsa por cuestiones de fuerza mayor y en condiciones ciertamente muy adversas de tres entidades que, en el conjunto de activos, representan más del 50% de todo el sector.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies