Otra vez sube la presión contra España en los mercados por las dudas sobre el euro

Existe un temor generalizado y lamentablemente con fundamentos de que los líderes europeos lleguen a la reunión cumbre de este fin de semana sin un acuerdo al menos esbozado. Y ésta será una reunión clave para tomar eventuales medidas que devuelven la confianza hacia el euro, perdida hace ya bastante.

Esta falta de confianza le está pasando nuevamente factura a España, presionando en contra de la deuda del Tesoro y haciendo que el Ibex cotice una vez más (y van…) en rojo por las cada vez mayores incertidumbres acerca del resultado final de las turbulencias económicas y financieras.

Para colmo de males, las agencias de calificación internacionales, Moody’s en este caso, decidió bajar la nota de solvencia de 10 autonomías españolas y también devaluó a los grandes Bancos del país.

Con este panorama por delante y ante el sobreprecio exigido a los bonos españoles a diez años frente a los alemanes, que llevó la prima de riesgo sobre los 340 puntos básicos, el Tesoro español acudió otra vez al mercado a emitir deuda a largo plazo.

Después de la subasta de estas obligaciones, el Tesoro español pudo bajar el tipo de interés de las obligaciones a diez años hasta el 5,453% desde el 5,921% que había debido pagar en la anterior emisión producida en plena turbulencia de los mercados en julio de este año. Por el contrario, debió subir el tipo de interés de los bonos a ocho años hasta el 5,147% desde el 4,998% de la anterior emisión. A cinco años, los bonos fueron colocados al 4,782%.

A pesar de la subida de la rentabilidad, la demanda se redujo frente a anteriores emisiones aunque en un porcentaje no demasiado significativo.

Elena Salgado, la vicepresidenta económica, valoró que la subasta ha ido bien y que sus resultados son satisfactorios sin duda alguna. Y que a pesar del retroceso de la demanda, ésta fue “muy buena” como ha sucedido siempre. Afirmó que se colocó la cantidad de dinero que se pretendía y que los intereses que tuvo que pagar el gobierno español estuvieron de acuerdo a la línea que se viene siguiendo en las últimas subastas.

“La subasta fue pobre en términos de demanda pero esto es una consecuencia lógica de las dudas que despierta la reunión del eurogrupo del fin de semana que se avecina”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies