Ahora Moody’s carga contra las autonomías y los grandes Bancos

Si uno no estuviera convencido de la transparencia del accionar de las principales agencias calificadoras de riesgo, diría que Moody’s, por ejemplo, tiene un particular interés por poner en evidencia los problemas que, como tantos otros países, presenta España a consecuencia de la crisis global.

Es que ahora le tocó el turno a las autonomías españolas y a varios de los principales Bancos de la península.

Apenas un día después de la rebaja de la solvencia de la deuda soberana española, la agencia redujo la nota de diez comunidades autónomas y de las tres mayores entidades financieras del país: Santander, BBVA y CaixaBank.

El mayor golpe fue para la comunidad de Castilla- La Mancha, cuya deuda bajó de una sola vez cinco escalones pasando de A3 a Ba2 y quedando a la altura de “bono basura”, es decir de muy difícil recuperación. Y Cataluña y Valencia quedaron a sólo dos pasos de esa categoría, cuando la deuda pasa a ser considerada como inversión de especulación.

Caen asimismo dos peldaños pero mantienen el grado de inversión las otras siete comunidades que cambiaron su calificación: Madrid, Galicia, Extremadura, Castilla León, Andalucía, Murcia y País Vasco. Aunque todas sin excepción con perspectiva negativa.

Con respecto a la deuda castellano manchega Moody’s justifica su drástica determinación en la muy grande debilidad financiera de la región que se develó después de la auditoría que llevó a cabo María Dolores de Cospedal cuando el PP ganó las elecciones el 22 de mayo pasado. Allí apareció un déficit “extra” de 2.800 millones de euros que hasta ese momento no figuraban en ninguna parte.

En las demás comunidades también la rebaja de la calificación de la deuda se debe a profundos desequilibrios presupuestarios y a una persistente y hasta el momento sin solución falta de liquidez.

Con respecto a los grandes Bancos, la agencia deja claro que el recorte de la calificación está íntimamente vinculado con el de la deuda de los bonos españoles que el martes pasado cayó dos peldaños desde Aa2 a A1.

A pesar de esto, Moody’s sólo rebaja un escalón al Santander, el BBVA y CaixaBank, de Aa2 a Aa3. De esta extraña forma las tres entidades financieras presentan una mayor solvencia que el propio Reino de España según el criterio de la agencia de calificación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies