Al presidir el G-20  el año entrante México priorizará los temas latinoamericanos

El representante especial de México en el G-20, Roberto Marino, intervino el martes de la semana pasada en un foro que organizó la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), y en su transcurso no dudó en asegurar que al momento de asumir la presidencia del Grupo de los Veinte en el año 2.012, los mexicanos intentarán por todos los medios a su alcance dar prioridad en el tratamiento a todos los asuntos que afecten principalmente al mundo en desarrollo y en particular a las naciones de Latinoamérica.

En Montevideo, donde tuvo lugar la reunión por estar allí la sede del organismo regional, Marino afirmó textualmente que “México quiere que la agenda que se desarrolle para el año que entra sea incluyente, que sea una agenda que da prioridad a los temas que afectan a las economías en desarrollo y a la región latinoamericana en particular”.

Durante la reunión Marino y los representantes del resto de las naciones latinoamericanas discutieron la estrategia a seguir en cuanto a la postura que llevarán los países latinoamericanos que participen en la cumbre del G-20 que tendrá lugar el mes que viene en la ciudad de Cannes en Francia.

Recordemos que las naciones latinoamericanas que forman parte del G-20 son tres: Argentina, Brasil y México. Pero en Montevideo se hicieron consultas con el resto de los países de la región para aunar criterios y llevar una postura común de todo el continente.

Marino indicó que, con su presencia en la cita uruguaya, México muestra su firme intención de, al momento de acceder a la presidencia del G-20 ayudar a la construcción y puesta en práctica de de firmes lazos de consenso en la región a fines de concretar propuestas que no les permitan a los líderes de las principales potencias económicas del mundo sino establecer “soluciones contundentes” frente a las dificultades que aparecen día a día relacionadas con el crecimiento global y la estabilidad financiera mundial.

Para los mexicanos la cumbre de Cannes debe tener como metas prioritarias el crecimiento económico, el cambio estructural, la seguridad alimentaria de todo el mundo, el fomento de la productividad y el combate a la volatilidad de los precios de los productos y materias primas “básicas”.

Marino admitió que la titularidad del G-20 le llega a su país en un “momento muy complicado” a nivel internacional aunque admitió tener esperanzas de que en los próximos meses el mundo industrializado tome acciones concretas para mejorar la situación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies