La cúpula bancaria subió su remuneración casi el doble que el beneficio

En el período 2.004-2.010, las remuneraciones de los integrantes de las máximas cúpulas de las quince entidades bancarias más grandes de España crecieron casi el doble que los beneficios que las mismas instituciones declararon en dicho período.

Y si se habla de las nueve grandes Cajas de Ahorro, ese incremento se hace más notorio todavía, ya que la subida de las remuneraciones de los consejeros fue en promedio del 80% frente a una caída de los beneficios estimado en un 27% por un estudio que fue realizado por Comisiones Obreras con datos provistos por la Comisión Nacional del Mercado de Valores y las propias entidades.

En el análisis de cada caso, algunas retribuciones sobresalen claramente por lo abultado de las cifras. En el caso de la CAM, la subida media de la remuneración de los consejeros es del 542%; en Novacaixagalicia de un 200% y en CatalunyaCaixa de un 104%. Y precisamente son esas Cajas las que en los últimos tiempos estuvieron y están en el centro de la opinión por los problemas económicos y financieros que presentan.

El secretario general de la Federación de Servicios Financieros y Administrativos de CC OO, José María Martínez, dijo en la presentación de los datos del estudio que “cuando una Caja se bancariza las retribuciones crecen sustancialmente y se acercan a las retribuciones de los bancos”. Y agregó que sobre todo en el caso de las Cajas “está bien que se premien los logros pero también que se penalicen los fracasos, como está sucediendo en estos días en el caso de la CAM”.

Otros datos significativos que se recogen en el informe son los relativos a la concesión de préstamos a los integrantes del Consejo de Administración.

En particular estos préstamos se dispararon sobre todo en las entidades con problemas. Basta con mencionar que el 75% de los 1.062 millones de euros prestados a consejeros y alta dirección se concentran en sólo ocho entidades, entre las que figuran en los primeros lugares Novacaixagalicia, SaNostra, CEISS y la propia CAM.

Martínez añadió que a su juicio el Banco de España debería obligar a las entidades a la revisión de las cifras comprometidas en préstamos a los directivos, y aseguró que “hay responsabilidad en el regulador respecto a las retribuciones porque el organismo lo conocía” y poco hizo para evitar esta crisis en cadena.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies