Sarkozy opinó que ahora nadie querría estar en el lugar de España

Nicolas Sarkozy, el primer mandatario de Francia, aseguró por estas horas que España fue en los últimos años un país considerado como “un milagro” debido al muy fuerte crecimiento que tuvo durante el período llamado del “boom” inmobiliario. A pesar de ello, y por efectos de la crisis económica global que tuvo y tiene en el ladrillo posiblemente su punto más álgido, en estos momentos nadie desearía estar en su situación.

Para el mandatario francés, las reglas que manejaron el mercado inmobiliario por años parecieran haberse independizado del sentido común, pero lo cierto es que esto no fue así y entonces aquellos países que no se dieron cuenta y despertaron a tiempo de esa sensación ilusoria son los que ahora encuentran más inconvenientes para hacer frente a la muy mala situación actual.

Estas palabras fueron dichas por Sarkozy no en un ámbito privado sino en el transcurso de un discurso público en la ciudad de Carcasona, en el sur de Francia.

Durante la misma alocución, el presidente galo hizo “gala” de un humor bastante ácido al preguntarse retóricamente “mirad como en los últimos tiempos cambian las cosas tan rápidamente. Antes se hablaba de España como quien habla de un milagro, hace de esto unos tres años. Y también se hablaba de Irlanda como si ese país se tratase de El Dorado. ¿Quién por estos tiempos querría estar en la actual situación de alguna de esas naciones?”. Y terminó su lapidario comentario afirmando que “un país que no se preocupa en hacer esfuerzos para controlar sus gastos se transforma en un país que ha dejado de ser independiente”.

Recordemos que Sarkozy encabeza, junto con la canciller alemana Ángela Merkel , las negociaciones tendientes a llegar a un acuerdo que restablezca la casi desaparecida confianza en la Eurozona. Y notoriamente en la cumbre del domingo pasado en Bruselas también pronunció palabras referidas a España pero con un sentido diametralmente opuesto al de sus últimas declaraciones. Allí dijo que los españoles ya no se encuentran en primera línea en cuanto a los problemas económicos y financieros de los países de la zona de la moneda común.

Aseguró en ese momento que esto se debía a los “enormes esfuerzos” del gobierno de Rodríguez Zapatero y al ejemplar sentido de la responsabilidad mostrado por el jefe de la oposición española Mariano Rajoy.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies