La economía de España, estancada en julio/setiembre

En el último boletín económico que publicó a principios de semana el Banco de España se afirma que la economía del país, repitiendo lo que ocurrió en el mismo trimestre del año pasado, se estancó en el período julio/setiembre del 2.011.

El informe, que corresponde al mes de octubre, marca que el debilitamiento de la primera parte del año se acentuó en los meses centrales del ejercicio en un entorno fuertemente influenciado por el agravamiento de la crisis de deuda soberana de casi toda la Eurozona.

De acuerdo a los datos disponibles hasta la fecha, que todavía son parciales e incompletos, en el tercer trimestre el PIB registró una variación intertrimestral nula, y situó su tasa de crecimiento interanual en el 0,7%, aunque estas cifras todavía podrían modificarse y no precisamente para bien.

El organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez indica que se produjo una nueva caída en la demanda interna del 0,8% basada principalmente en la contracción del gasto público que se deriva de los planes de ajuste contra el déficit de la mayoría de las comunidades españolas.

Entre los meses de abril y junio el PIB creció un 0,2% respecto del arranque del año, quedando la subida interanual en el 0,7%. Esta evidente desaceleración se hizo más crítica con el estancamiento del tercer trimestre y supuso el primer retroceso en el crecimiento en tasa interanual desde la Gran Recesión que supuestamente “terminó” en el arranque del 2.010.

En cuanto a la evolución de las cifras del déficit público, el Banco de España alerta sobre la debilidad creciente que están mostrando los guarismos referidos a la recaudación de impuestos y la inercia del gasto, principalmente en las comunidades autónomas. Y estas cifras ponen en peligro el cumplimiento del objetivo de que el gasto no supere el 6% del PIB en el año en curso.

Si en los próximos meses este riesgo se materializa, deberían tomarse medidas adicionales para cumplir con los objetivos fiscales. El supervisor cree que cualquier desviación de los cálculos iniciales puede ser corregida a tiempo con una correcta gestión de la ejecución del presupuesto en lo que queda del año.

Este dato del crecimiento casi nulo del PIB en el tercer trimestre viene a sumarse a la preocupación que se instaló en todos los sectores de la sociedad española cuando hace pocos días se conocieron los datos del empleo que mostraron un nivel de parados que vuelve a rozar los 5 millones de desocupados, una cifra considerada clave para las expectativas de recuperación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies