Los “ladrillos tóxicos” de la banca española son los mismos de hace un año atrás

Pasaron más de doce meses y al parecer todo sigue igual. El balance inmobiliario que hizo el sector financiero de España no es alentador y es el verdadero gran problema que lastra el futuro de los Bancos y las cajas españolas.

Hace poco más de un año, en junio del 2.010, la exposición “potencialmente problemática” al sector del ladrillo era de poco más de 180.000 millones de euros. Y un año después esa misma exposición es de 176.000 millones de la moneda común, apenas un 2,6% menos. Evidentemente el problema sigue enquistado en el corazón de los balances bancarios y de las Cajas.

Los últimos exámenes de la EBA sólo tuvieron en cuenta la inversión en deuda pública para calcular las necesidades de las entidades financieras a futuro, cuando la realidad demuestra que en el caso específico español el problema fundamental continúa siendo la inversión inmobiliaria. Y esto se complica todavía más porque los inconvenientes de activos problemáticos en el ladrillo no están repartidos equitativamente entre las entidades.

El Banco de España en su Informe de Estabilidad Financiera dio a conocer la cifra anteriormente citada, pero no el desglose que sí brindó en el 2.010, es decir cuántos créditos son morosos, cuántos son problemáticos y cómo evolucionaron los activos adjudicados y los fallidos.

José García Montalvo, un prestigioso catedrático en Economía de la Universidat Pompeu Fabra, afirmó textualmente que “las entidades siguen refinanciando a las empresas inmobiliarias con problemas. Estamos en la segunda ronda de refinanciación, no sé si veremos la tercera”.

A su criterio, lo único que están haciendo las entidades financieras es promocionar los mejores suelos de su cartera en un intento por desprenderse de ellos. Pero el grueso de las propiedades ahora en poder de Bancos y Cajas sigue allí sin que nadie encuentre una solución al problema…

Las inmobiliarias más grandes de España coinciden en la gravedad de la situación a tal punto que el presidente del Lobby de las grandes empresas del sector, el “G-14”, Pedro Pérez, afirma sin dudar que este sector está viviendo por estos tiempos “otra recesión dentro de la gran recesión general”. Pérez agrega con indisimulada desazón que “pensábamos que habíamos tocado fondo y acabaremos el año con sólo 80.000 viviendas iniciadas y 250.000 desempleados más del sector”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies