En España a Vodafone las cosas no le van demasiado bien

A la multinacional Vodafone no le está yendo nada bien en España. Los resultados de su primer semestre fiscal, el que va del 1º de abril al 30 de setiembre de este año arrojaron que el mercado español fue el que peor se comportó de todos los países donde la empresa tiene presencia.

La caída de ingresos fue del 9,6% y el retroceso en el beneficio bruto operativo (Ebitda) de prácticamente el 25%.

Sólo a modo de comparación vale destacar que en otros mercados como el británico esas mismas cifras tuvieron un incremento del 2,1% y 5,6% respectivamente. En Italia el comportamiento fue similar al español, con caídas del 2,3 y 3,7% respectivamente.

Como siempre que suceden estas etapas de pérdidas de las compañías, los responsables encuentran las explicaciones exactas para enfrentar a la opinión pública. Y en el caso de los encargados de llevar adelante a la filial española de Vodafone parece haber una doble explicación para estas pérdidas.

Por un lado la fuerte caída de los precios en la telefonía móvil como consecuencia de la impiadosa guerra de tarifas que se desató en el sector, con valores de hasta 0,06 euros el minuto, lo que hizo que los ingresos cayeran hasta los 2.617 millones de la moneda común.

Y por otra parte la estrategia pergeñada por la empresa de apostar por Internet móvil y tarifas de voz y datos integradas, subiendo la subvención de los llamados teléfonos inteligentes (smartphones) para los clientes de la compañía. Esto ha hecho caer el margen sobre Ebitda en alrededor del 6% con respecto al mismo período del año pasado, llegando al 27,1%.

En su nota de resultados el grupo británico añade además que los ingresos cayeron por la fuerte competencia, la debilidad de la economía española y el elevado desempleo.

En el aspecto comercial, los nuevos planes de precios impulsaron el crecimiento durante los meses de julio, agosto y setiembre de la base de datos de clientes telefonía móvil en 170.000 nuevos usuarios, llegando así a los 17.520.000 clientes.

En cuanto al sistema ADSL, en el último trimestre se pudo observar un incremento en la base de clientes de 21.000 usuarios, con lo que la nómina total de éstos llegó a 850.000.

Por otra parte, Vodafone España tuvo en el último trimestre saldos positivos, aunque no demasiado elevados, de portabilidad en telefonía fija (57.300) y en telefonía móvil (29.000).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies