Endesa y Gas Natural piden subidas de la luz y atacan a las renovables

Parece ser que las compañías eléctricas de España decidieron transformarse en las “voceras” para dar a conocer un par de mensajes claros en términos tajantes: la mayor parte de las energías renovables son caras y el recibo de la luz en territorio español no permite cubrir los costes del servicio. Así es que el llamado déficit tarifario se encamina a ubicarse en torno a los 23.000 millones de euros.

El pasado martes efectivizaron sus reclamos Endesa, que es propiedad de la italiana Enel, y Gas Natural Fenosa.

Andrea Brentan, el consejero delegado de Endesa, presentó a los analistas los resultados de los nueve primeros meses del año, en los que la compañía ganó un 27% menos que en el mismo período del año anterior. Y defendió que la parte regulada de las tarifas eléctricas suba en 2.012 y 2.013 un 25% y un 10% respectivamente.

Además dijo que la denominada Tarifa de Último Recurso (TUR), a la que ahora se acogen la mayoría de los hogares españoles, debería ser sólo para consumidores “socialmente vulnerables”.

Y como colofón de la presentación aseguró que debía llevarse a cabo una “racionalización” de la política de renovables, con propuestas y demandas.

Entre las primeras una correcta utilización de los recursos para financiar las tecnologías renovables, y entre las segundas favorecer más a las tecnologías limpias más maduras frente a las más inmaduras como por ejemplo la solar.

El punto de vista de Endesa coincide con las propuestas de Iberdrola en cuanto a tecnologías como la termosolar y también coincide de manera casi milimétrica con el discurso que utilizó el mismo día y frente a los mismos analistas el consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca.

Éste fue uno de los primeros ejecutivos que cuestionó la política del Gobierno en la promoción de energías limpias, por resultar a su juicio caras e ineficientes. Y ahora se sumó a Brentan en el pedido de una urgente recomposición de los cuadros tarifarios.

Las grandes compañías eléctricas niegan que sus constantes críticas contra algunas energías renovables de las llamadas “verdes” tengan que ver con problemas con su negocio.

A pesar de la situación general, las grandes compañías energéticas están logrando mantener bastante bien los resultados comparados con los del año anterior. En el caso de Endesa la caída más significativa se debe a los ingresos extras del año pasado por plusvalías obtenidas por desinversión en renovables.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies