La CE espera incumplimiento de España y habla de más ajustes

La Comisión Europea (CE) recortó el jueves pasado su previsión de crecimiento para España tanto para este año como para el próximo, llevando la subida del PIB a 0,7% en ambos casos frente al 0,8 y 1,5% que había previsto en la pasada primavera. Se suma así al cambio de pronóstico, todos a la baja, que hicieron hace poco algunos organismos internacionales.

Y en el caso español se destaca principalmente el impacto de la crisis de deuda que está enloqueciendo a varios países de la región, el fuerte ajuste del gasto público y sus consecuencias en el crecimiento, la desaceleración en general de la economía mundial y el incipiente proceso de desendeudamiento tanto de familias como de empresas.

La CE advierte además que seguramente España va a incumplir los objetivos de déficit al que se comprometió durante el período fijado en el plan de estabilidad, que debería terminar con un 3% del PIB en el año 2.013.

Concretamente en Bruselas prevén un déficit del 6,6% del PIB para el año en curso, aún cuando el gobierno de Rodríguez Zapatero sostiene que logrará cerrar el ejercicio ligeramente por debajo del 6%.

Lo cierto es que las autoridades comunitarias estiman que España necesita conseguir todavía 15.000 millones de euros más el año que viene y otros 23.000 millones adicionales a los previstos para el 2.013.

Y en la evolución de la deuda pública, actualmente en cerca del 65% del PIB, la desviación sobre lo previsto es todavía más significativa. Las autoridades gubernamentales esperaban que la subida de la deuda llegase a su techo en el 2.013, con prácticamente el 70% del PIB. Pero de acuerdo a las nuevas previsiones de la CE, este 70% se superará ya a finales de este 2.011 en curso. Y esta bendita deuda pública seguirá creciendo a buen ritmo hasta el año 2.013 cuando se espera que alcance casi el 80% del PIB español.

Para la CE el momento “crítico” es el paso del 2.011 al 2.012, porque la economía española se estancó en el verano y en este trimestre se contraerá al menos un 0,1%. Si la crisis comienza a ceder, no habrá recesión, pero de lo contrario España comenzará el 2.012 en medio de un nuevo proceso recesivo.

Mientras tanto el Gobierno sigue adelante con el pronóstico ficticio de que el PIB subirá un 2,3% en el 2.012 y un 2,4% en el 2.013.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies