Las nóminas son cada vez más importantes para los ingresos fiscales

En la actual situación de España las alicaídas arcas públicas son cada vez más dependientes del dinero que aporten los trabajadores, a pesar de que las rentas del capital ganaron algún peso desde el inicio de la crisis económica.

El debate para decidir qué es lo que se debe hacer para poder sostener un estado de cierto bienestar está en su apogeo, y los inspectores de Hacienda alertan cada vez con más énfasis que “son las nóminas las que sostienen el IRPF”, al tiempo que se desploman otros impuestos ligados al beneficio empresarial o a la riqueza de los españoles.

El pasado jueves Francisco de la Torre, el secretario de la Organización de Inspectores de Hacienda del Estado, aseguró textualmente que “de la crisis se sale recaudando más. Hay que elaborar mejores leyes y aplicarlas mejor”, todo esto en el marco de la inauguración del consabido congreso anual que este año se celebró en la ciudad de Cádiz.

Sin embargo el secretario manifestó que la recaudación debería tender al equilibrio, ya que los rendimientos del trabajo, que retrocedieron algo en el PIB desde el año 2.007 representan el 85% de todo lo que el Estado ingresa por IRFP, o sea 13% más que hace cuatro años, y en el mismo período las rentas del capital pasaron a ser un 44,9% del PIB, un 3% más que en el 2.007.

En el documento que al final de la reunión presentaron los inspectores se hace referencia a la propuesta del PP de bajar todavía más el impuesto de sociedades, en este caso en particular a las pymes. Para De la Torre cuanto mayor sea la distancia entre el tipo máximo del IRPF (45%) y el de sociedades (25% para pymes y 30% para el resto) más se hace evidente la tendencia a “disfrazar” como rentas empresariales aquellas que en realidad son ingresos de personas físicas, y que aplicando la ley a ultranza deberían tributar en el IRPF. Por eso esos ingresos deberían aportar más al fisco tributando en renta.

Esta ya tristemente célebre crisis provocó que, además de mermar los ingresos, se haya registrado una fuerte subida del fraude fiscal. A pesar de no contar con datos concretos, De la Torre afirma estar seguro de que este fraude fiscal tiene que haber subido mucho al igual que la economía sumergida. Y esta presunción se basa en el simple hecho de que si hubiera realmente en España cinco millones de parados, ya se habría producido un grave estallido social.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies