Las grandes constructoras españolas ya facturan más fuera que dentro de España

Los grandes grupos de España ligados a la construcción están aguzando el ingenio y tratan por todos los medios a su alcance de escapar al parón de la actividad constructiva que sigue establecido en territorio español.

Es así que por ejemplo ACS y OHL están intentando la diversificación internacional de los ingresos. Y de hecho lo están logrando, ya que en el curso de los últimos días ambas empresas presentaron sus cuentas correspondientes a los tres primeros trimestres del año y en ellas la facturación internacional alcanza los dos tercios del negocio.

ACS dio un gran salto gracias a que tomó el control de la compañía alemana Hochtief. Es así que el porcentaje del negocio internacional de la empresa pasó del 30% al 65% en el transcurso de un año.
Y OHL, que comenzó todavía antes con los negocios en el exterior, logró que sus ventas en el extranjero representen ya prácticamente el 70% del total facturado.

Los efectos contables que provienen de la consolidación de Hochtief por integración global desde el mes de junio pasado hicieron que las ventas de ACS crecieran un 62% alcanzando los 18.209 millones de euros, y que su resultado bruto, el Ebitda, haya mejorado un 39% hasta alcanzar los 1.530 millones.

ACS señala que mientras el beneficio neto ordinario correspondiente a las actividades continuadas subió un 6,6%, el beneficio neto cayó sin embargo un 34% alcanzando los 739 millones, debido principalmente a la compraventa de activos y a las provisiones por la compañía alemana.

A su vez Hochtief señaló que la crisis económica y el masivo boicot ciudadano a los peajes en las autopistas que tiene a su cargo en Grecia le provocó una muy importante pérdida de ingresos.

Las acciones de Hochtief cayeron en las últimas horas un 11% en la Bolsa después de que se conociese que la venta de su negocio de aeropuertos podría sufrir un importante retraso, con las consecuentes pérdidas para la empresa.

Por su parte la otra gran compañía española, OHL, mejoró notablemente la rentabilidad de su negocio a pesar de la caída de más del 1,5% en su cifra global de negocios, alcanzando los 3.587 millones de euros.
El resultado bruto de la explotación de la empresa mejoró un 22,9% y el beneficio neto obtenido un 15% llegando a los 138,7 millones de euros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies