Ahora sí el Gobierno admite un recorte del crecimiento para este año

Finalmente desde el Gobierno de España, más precisamente a través del secretario de Estado de Economía José Manuel Campa, han admitido hace unas horas que la economía española va a crecer este año alrededor del 0,8%, lejos del 1,3% que las autoridades habían previsto en su momento y que mantuvieron a ultranza hasta hace unos días.

Según palabras de Campa, “con los datos que disponemos hasta ahora y las perspectivas de nuestras fuentes de crecimiento y de la evolución de la economía mundial, debemos esperar en este cuarto trimestre un crecimiento similar al de los anteriores, por lo cual la subida media del PIB este año debería ubicarse como hasta ahora en un 0,8% en tasa interanual”.

Se transformó así en el primer integrante del gobierno de Rodríguez Zapatero en reconocer el desfase con las anteriores proyecciones oficiales.

Este reconocimiento se llevó a cabo durante una rueda de prensa en la que también se confirmó que en el tercer trimestre la variación intertrimestral de crecimiento fue nula frente a la subida del 0,2% en el trimestre anterior.

Campa dijo que seguramente este menor crecimiento afectará a los ingresos, pero insistió en que es prioritario e incondicional alcanzar el 6% de déficit en el año en curso. Afirmó que la administración central cumplirá su parte y el resto deberá ser asumido por las comunidades autónomas tal como les corresponde.

Campa dirigió esta rueda de prensa a modo de despedida, dejando entrever que en los últimos tiempos no estuvo de acuerdo con muchas de las decisiones que se tomaron en el ámbito económico a cargo de Elena Salgado para superar la crisis que todavía se pasea por España.

Para él son más peligrosas las decisiones que no se tomaron y que deberían haberse tomado que aquéllas que entraron en vigor para paliar los efectos de la crisis y no debieron tomarse.

Hizo una especie de catarsis sobre los puntos en los que no estuvo de acuerdo y afirmó después que “seguramente se arrepentirá de haberla hecho”.

Las cifras oficiales indican que el estancamiento de la economía se produjo por una nueva caída del consumo de las familias del 0,1% en tasa intertrimestral después de la más que tímida recuperación del segundo trimestre.

Lo cierto es que los meses pasan, las promesas se suceden unas a otras pero la economía española no logra levantar cabeza y sigue coqueteando con la recesión

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies