Las condiciones económicas de España la acercan a la zona de rescate

A pesar de lo que sostuvieron en contrario varios de los más importantes empresarios españoles en cuanto a que España no iba a precisar un rescate financiero, la presión no cede sobre la prima de riesgo española, por lo que el Tesoro español tuvo que pagar el jueves pasado un tipo de interés que superó el 7% para poder colocar 3.562 millones de euros en bonos a diez años de plazo.

Estas cifras, y más estando a tres días de las elecciones, hicieron que los mercados internacionales volvieran a poner la deuda española en pleno centro de la tormenta. Y el acoso no tiene perspectivas de mermar al menos en el corto plazo.

Así es que la prima de riesgo española, como siempre medida frente a los bonos alemanes a diez años, llegó al mediodía del jueves a los 499 puntos básicos o sea casi técnicamente en zona de rescate.

Las subastas se llevan a cabo en el mercado primario, donde acuden los Estados a captar financiación, pero la situación actual es tan confusa que este mercado y el secundario se interconectan peligrosamente y los intereses que se pagan terminan por trasladarse de uno a otro.

Desde el año 1.997 que España no debía pagar por su deuda un tipo de interés superior al 6%. En ese entonces llegó a pagar el 7,26%. Y fue en tiempos de la antigua moneda, la peseta, cuando la prima de riesgo española superó los 500 puntos básicos en abril de 1.995.

Pero la situación no es muy distinta en otros países de la región. La prima de riesgo de varios de ellos también retomaron una peligrosa tendencia al alza. En el caso de Francia tocó un máximo de 202 puntos básicos para después caer ligeramente, Bélgica también tocó un record de 319 puntos básicos y el caso de Italia marca la cima de los problemas, con una prima de 535 puntos básicos aunque todavía sin volver a tocar el máximo alcanzado oportunamente de 574 puntos.

El interés medio que paga hoy en día el Estado español por su deuda es del 3,96%, y con vistas a un futuro próximo va a seguir subiendo si no se revierte la tendencia al alza en las rentabilidades que está causando la crisis.

Con las elecciones llevándose a cabo, todas son incógnitas que se develarán en el curso de las próximas semanas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies