La deuda a corto plazo española, en su precio récord en 18 años

Ayer martes España tuvo que pagar por su deuda a corto plazo los tipos de interés más altos en los últimos 18 años. Estos tipos son incluso más altos al que los inversores exigen en estos momentos a las naciones del euro rescatadas como Grecia y Portugal, teniendo en cuenta que estos Estados cuentan con una red de seguridad provista por el FMI y la UE.

La prestigiosa consultora financiera internacional Bloomberg recogió datos del mercado que indican que el Tesoro español pudo colocar casi todo los bonos que pretendía, pero debió subir fuertemente la rentabilidad de las letras a 3 y 6 meses hasta superar el 5% mensual, un tipo desconocido desde los años 1.993 y 1.997 respectivamente. Y recordemos que la semana pasada el Tesoro debió pagar tipos superiores al 7% para poder vender obligaciones que vencerán en el 2.021.

La de ayer fue la primera subasta después del amplio triunfo del PP en las presidenciales del domingo 20. La demanda, que también da cuenta de la confianza de los inversores, también empeoró comparada con aquélla en las mismas condiciones del mes de octubre. Y el ratio de cobertura, o sea el número de títulos solicitados frente a los vendidos, bajó de 3,07 a 2,85 en las letras a tres meses, y de 4,92 a 2,59 en los títulos a seis meses.

Lo cierto es que las colocaciones se han deteriorado, pero por el contrario la apetencia por la deuda española más que duplicó la demanda, en concordancia con lo que vino sucediendo en las últimas subastas previas a las elecciones. Pero las altas tasas, forzadas por el descreimiento generalizado acerca del futuro económico de la Eurozona, comprometen desde el vamos el accionar del nuevo Gobierno.

Tan es así que a pesar del cambio de timón que se producirá efectivamente en poco tiempo, la prima de riesgo española parece no tener intenciones de bajar al menos por ahora.

La comparación de la situación de España frente a otros países arroja resultados preocupantes, ya que aún a los países intervenidos les cuesta entre 4,62% y 4,89% colocar letras a tres meses, frente al poco más de 5% de los españoles.

Si se mantiene la tendencia al encarecimiento de la financiación y la subida de la prima de riesgo, más aún que la de los países bajo cierta sospecha, la prima española volvería a acercarse a la italiana, con el riesgo de sobrepasarla como sucedió en agosto. Y allí sí que nadie puede predecir lo que podría suceder…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies