ANFAC quiere un ministerio de Industria más fuerte

En el organigrama del futuro gobierno bajo la presidencia de Mariano Rajoy, los fabricantes de automóviles no ven para nada con buenos ojos la existencia de un “macro ministerio” que agrupe a Industria, Comercio y Turismo. Lo que sí quieren es un ministerio de Industria fuerte, de acuerdo a lo expresado en forma casi de una exigencia por el presidente de la Asociación de Fabricantes de Automóviles (ANFAC), Francisco Javier García Sanz, en la jornada anual del sector en la escuela de negocios IESE de Barcelona.

García Sanz aseguró que reunir todas esas carteras en un solo ministerio sería a su juicio el error más grande que podría cometer el futuro poder ejecutivo al asumir. Dijo que lucharía para que ese “desaguisado” no suceda, aunque cree que las nuevas autoridades serán lo suficientemente inteligentes como para no llevarlo a cabo en una industria tan importante como la que posee España. Y recordó que el sector representa no menos del 10% del PIB español.

El panorama del sector automotriz en España es muy negativo y a la luz de la imparable caída de ventas que se produjo este año ANFAC ya ha previsto para el año próximo una contracción en la producción no inferior a las 200.000 unidades, que sería la peor desde el año 1.993, el primer año del que se tiene registros valederos.

Este año cerrará con 2,38 millones de unidades fabricadas y el año que viene se espera que se fabriquen no más de 2,2 millones.

En cuanto a las ventas, las previsiones también son negativas, ya que se espera que se vendan menos de 800.000 unidades frente a las 810.000 que se estima se venderán en todo el 2.011.

García Sanz alertó que este panorama podría afectar seriamente el empleo en el sector, recordando que por cada cinco coches que se fabrican hay un puesto de trabajo directo y cinco indirectos.

Y al igual que lo hicieron los vendedores en su momento, en ANFAC volvieron a reclamar medidas de estímulo para remontar la caída de ventas.

Estas medidas podrían ser descuentos fiscales como rebajas en el impuesto de matriculación o en el IVA.

Lo cierto es que el panorama no es bueno y todos los sectores involucrados están reviendo sus planes para adaptarse al seguro duro futuro que les queda por delante al menos en el 2.012.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies