Los directivos de Seat piden valentía para tomar medidas dolorosas

En declaraciones que efectuó en las jornadas del sector de automoción de la escuela de IESE de Barcelona, el presidente de Seat, James Muir, se mostró bastante preocupado por la situación ya que afirmó que ve la situación “a la deriva” y sinceramente no nota voluntad política para hacer variar el rumbo de la actual coyuntura.

En el preciso momento en que entraba al recinto el consejero de Empresa y Empleo de la Generalitat, Francesc Xavier Mena, Muir insistió en pedir la necesaria voluntad política para reactivar la industria.

Afirmó que España debe cambiar con urgencia sus políticas e infraestructuras para mejorar sustancialmente su competitividad. Estos cambios seguramente van a ser dolorosos pero habrá que tener valentía para levarlos a cabo.

En concordancia con sus palabras, dijo esperar que el nuevo gobierno de España “tenga valor para hacer lo que hay que hacer”. Pidió asimismo flexibilidad y resistencia para llegar a finales de un año en el que las ventas de coches se remontaron a los niveles de 1.993.

Muir fue el último orador de la jornada anual y durante su alocución repasó el plan de la firma del grupo Volkswagen para poder ingresar con fuerza en el mercado chino. En el 2.012 Seat se propone abrir al menos 12 concesionarios en el gigante asiático y la idea es vender no menos de 4.000 modelos Ibiza y León al sector joven de la clase emergente.

Además de Asia, Seat decidió seguir apostando fuertemente al mercado de Latinoamérica con México como cabecera de playa, donde el Ibiza es el segundo modelo más vendido del país.

A pesar de seguir liderando el mercado español, aunque este año se vendieron 22.000 unidades menos, Seat considera que la única forma de sobrevivir en estos tiempos de crisis es con el mercado exterior, ya que confiar sólo en el mercado local “casi le costó la vida a la empresa un tiempo atrás”.

Muir fue el capitán de la empresa que manejó la llegada de la producción del Audi Q3 a Martorell y celebró la capacidad actual de la planta, una de las más grandes del mundo según sus propias palabras.

Aseguró además que esta fábrica tiene “real sentido con dos marcas, ya que le da más estabilidad”.

Todos los directivos de otras marcas que hicieron uso de la palabra reafirmaron en parte lo dicho por Muir y pidieron al Gobierno que le dé a la industria automotriz el real valor que tiene para la economía española.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies