Ahora la OCDE dice que el paro en España subirá con fuerza en el 2.012

De acuerdo al último informe que presentó la OCDE ayer en París, la tasa de desempleo para España variará sustancialmente con respecto a previsiones anteriores. Ahora las cifras estimadas hablan de un 23% de paro para el año próximo y sólo se producirá una ligera mejoría en el 2.013.

La actividad va a incrementar su contracción a consecuencia de la debilidad de los mercados globales y el impacto de la crisis de la deuda sobre la confianza de los inversores y los mercados.

La previsión del paro en España subió 3,6% en sólo seis meses por el temporal de la crisis de la deuda soberana. Así, mientras en el anterior informe el organismo esperaba que el paro comenzase a bajar en 2.012, ahora se habla de un repunte significativo en el número de parados. Y este repunte hará que los desempleados superen con holgura los cinco millones de personas.

La mejora en el 2.013 va a ser mínima, llevando la tasa de parados muy probablemente hasta el 22,7%, por lo que los parados superarán la “fatídica” cifra de cinco millones tanto en 2.012 como en 2.013.

El último dato del que se dispone, el del tercer trimestre de este año, habla de una tasa de parados del 21,5% con 4.978.300 desempleados.

De la misma manera, la OCDE rebaja las previsiones de crecimiento para los españoles desde el 1,6% previsto hace un semestre hasta un casi inexistente 0,3% para todo el año próximo. El ajuste del gasto público deberá ser mayor al contemplado hasta ahora y el consumo sufrirá una nueva recaída.

Las exportaciones crecerán a un ritmo mucho menor al esperado por el frenazo del comercio internacional, lo que confirma que la Eurozona ha vuelto a caer en recesión.

Para consolidar las cuentas públicas deberá producirse un fuerte debilitamiento de la demanda interna con lo que la única vía de leve recuperación vendrá por el lado de una mejora en la competitividad.

La OCDE asume que España va a cumplir con sus objetivos de déficit para llegar al 3% del PIB en el 2.013 al tiempo que alerta sobre el grave problema que para el sistema financiero español se producirá por la continuidad del tremendo bajón inmobiliario.

En el lado positivo, la OCDE asegura que las medidas gubernamentales para subir los impuestos a las grandes empresas mejorarán el déficit en al menos un 0,8% del PIB.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies